Mis “ahorra tiempos”

Mis “ahorra tiempos”

octubre 4, 2018 0 Por amacrema

¡Hola a todos! Este post es casi una sorpresa para mí y, espero, que también para vosotros. Dejé de escribir y publicar los jueves porque al volver al trabajo no iba a darme tiempo a llegar a todo (no me da la vida), y prefiero marcarme objetivos alcanzables, que si no luego llegan las frustraciones. Pero una vez metida de lleno en el nuevo curso y con la vida bastante organizada, he decidido publicar dos días a la semana en vez de uno solo. Y será los jueves, como venía haciendo este verano. No me ha parecido mejor forma de reinaugurar este post de los jueves que compartiendo mis trucos “ahorra tiempos”, o lo que es lo mismo, cómo procedemos en casa en el día a día para que nos dé tiempo a todo y en poco tiempo.

Igual que se habla de economizar el lenguaje, es decir, intentar decir lo máximo (o escribirlo) utilizando el mínimo número de palabras posibles, también podemos economizar nuestro tiempo. El ahorro temporal es el mejor aliado para contribuir a llegar a todo lo que pretendemos en el día. Pero para ello, necesitamos una preparación previa y tenerlo todo bien pensado. Quiero compartir con todos vosotros trucos que tenemos en casa para ahorrarnos algunos minutillos en cada actividad. Tal vez os sirvan estos o, al menos, os dará ideas para adaptarlos a vuestra rutina.

PREPARACIÓN DEL DESAYUNO POR LA NOCHE

Todas las noches dejo casi preparado el desayuno del día siguiente. Así, en vez de tardar quince minutos en preparar el desayuno y desayunar, solo tardo seis o siete, porque está listo. Dejo la cápsula de café en la máquina y la taza en su sitio y el pan en el tostador (cubierto por una servilleta). Por la mañana solo tengo que darle al botón de la máquina de café y bajar la palanquita del tostador. Por otra parte, me suelo llevar el termo de té al trabajo y por la noche también dejo preparado el agua en la tetera y el té en el colador. Solo enciendo la vitro para que vaya hirviendo el agua mientras me tomo la tostada y vierto el té en el termo al irme. Esto me permite levantarme con la hora más justa y poder atender a Bebé Chencho a la mañana si así lo requiere. Con este truco podéis ahorrar hasta diez minutos por las mañanas.

NÓRDICO EN VEZ DE MANTA Y EDREDÓN

Otro truquito mañanero es utilizar nórdico en la cama. En dos minutos la cama está hecha porque solo hay que estirar la sábana, poner el nórdico y colocar los cojines. Con manta y colcha o edredón se tarda mucho más en hacer la cama. Y otra de mis manías, que viene de la infancia, es irme con la cama perfectamente hecha y estirada. Así se ve la habitación recogida y colocada.

DOÑA LIBRETAS Y DOÑA AGENDAS. MI BOLSO ES MAYOR QUE EL DE MARY POPPINS

El truco de las agendas y los cuadernos también nos va a ayudar a ahorrar tiempo, ¿de qué manera? Evitando perder minutos en intentar recordar olvidos. Siempre llevo en el bolso, como mínimo, dos libretitas muy pequeñitas: una para asuntos de casa y otra para asuntos del blog. En ellas voy apuntando tareas pendientes en el caso de la de casa, como por ejemplo, aquello que haya que comprar, detalles para arreglar, lo que necesite traerme del pueblo a Madrid o al revés, etc. Al dejarlo todo apuntado cuando lo pienso, tan solo tengo que consultar la agenda y directamente “hacer” y no “pensar hacer”, porque eso lleva mucho más tiempo.

Lo mismo en la libretita del blog. Cuando se me ocurren ideas sobre nuevos post las voy apuntando e, incluso, las voy desarrollando conforme se me van ocurriendo sub- ideas. De esta manera, cuando me siento a escribir post como este no tengo que pensar nada, las ideas ya están apuntadas y las palabras fluyen rápidamente de mi cabeza a la pantalla del ordenador. Por otra parte, en la agenda apunto todo lo programado para cada uno de los días que están por venir. Ya os he comentado que el embarazo dejó mella en mi memoria y no le confío nada. Así me ahorraré tiempo en intentar recordar cuándo era tal evento o tal cita, volver a llamar por teléfono, buscar el mail donde me daban la información, etc.

 

HACER LA COMPRA POR INTERNET (LA DEL SÚPER, LA DE ZARA, LA DE LA PAPELERÍA…)

¿Aún queréis más truquitos? ¡Pues seguimos! Otro de mis trucos “ahorra tiempos” es hacer la compra por Internet. En cosa de media hora tengo la compra hecha desde la mesa de mi escritorio, o desde el sofá. Tomo la lista del frigorífico que se ha ido construyendo a lo largo de la semana y voy departamento por departamento seleccionando los productos. No necesito toda una tarde para hacer la compra grande y en dos días la tengo en casa. Y, muy importante, la compra se hace una vez por semana. A menos que sea una urgencia, lo que vaya faltando se apunta en la lista y se espera a que legue de nuevo el pedido para tenerlo.

EL FIN DE SEMANA LO PASO ENTRE FOGONES, COMO SI ESTUVIERA EN MASTERCHEF

Y en relación con este truco, también hacemos la comida de toda la semana el fin de semana, bien el sábado o bien el domingo. Le dedico una mañana a cocinar aprovechando que voy a manchar la cocina. Con ello ahorro tiempo en dos sentidos: no tengo que pensar a diario qué hacer de comer porque, al hacer la lista de la compra, siempre pienso en el menú de la semana para que sea variado; y al llegar a casa del trabajo tan solo hay que calentarlo y listo. Mientras tanto se pone la mesa y en cinco minutos estamos comiendo. Lo que hago es apuntar en un planificador de menús que tengo en el frigo qué se come cada día. Hay comidas que dejo en el frigo y otras las congelo. Es muy fácil y ahorra mucho tiempo a diario.

Si os preguntáis que cómo organizo las comidas de Bebé Chencho ahora que ya ha comenzado la alimentación complementaria, os digo que lo hago con él exactamente igual. Además, ahora planifico las comidas en base a él. Hago cualquier comida porque ya puede comer de casi todo, le aparto antes de agregarle la sal y a él se lo trituro. Dejo algún recipiente para un par de días en el frigo y lo demás lo congelo en tupper pequeños con la cantidad que comerá cada día. Por la mañana me acuerdo de sacar el recipiente para ese día y listo.

Compartiré más truquitos como estos en otros post, así que decidme si os han servido de algo o algún otro truco “ahorra tiempos” que tengáis, que estaremos encantados de llevarlo a cabo en la @amacremafamily.

Y esto es todo hasta aquí. Gracias por leerme un día más. Nos leemos en el post del lunes que viene cargado de libros para niños. Un fuerte abrazo.