Plan económico familiar

Plan económico familiar

febrero 25, 2019 0 Por amacrema

¡Hola a todos! Bienvenidos a un nuevo post. ¿Qué tal estáis? Después del revuelo que tuve la semana pasada al publicar el método de ahorro japonés Kakebo he decidido dedicarle el post de hoy a este manual y ya de paso os daré nuestros truquitos económicos que practicamos en casa. ¿Te quedas?

El manual está dividido en meses, por lo que lo ideal es empezarlo al inicio de un mes, aunque es cierto que lo más apropiado es haberlo comenzado en enero, per aún estáis a tiempo.

El primer punto es apuntar los ingresos del mes. Después, anotar los gastos fijos que tenemos todos los meses: hipoteca, alquiler, luz, agua, Internet, etc. Y, ¡casi que lo más importante! tener el cuenta el ahorro del mes. Este es uno de nuestros truquitos familiares. Siempre, al comienzo de cada mes, dedicamos un dinero para el ahorro, como si fuera un gasto fijo. Nunca esperamos a ver qué ha sobrado al final de mes, porque entonces es bastante probable que no haya quedado mucho. ¡El ahorro siempre por delante!

Después, el método Kakebo nos invita a crear nuestro presupuesto restando los gastos fijos a los ingresos.

Por último, día a día debemos anotar todos los gastos, por mínimos que sean, para llevar claro el gasto al final del mes. Si os fijáis, es fácil que se vaya escapando dinero cada día sin que nos demos cuenta. Por ello, es buena idea coger el hábito nocturno de revisar el gasto de la jornada y tomar buena nota de ellos. Así, podremos pensar qué gasto de más hemos hecho, dónde podemos reducir, etc.

El método Kakebo te invita al principio a adelantarnos a imprevistos. Es decir, apuntar los gastos que tendremos a lo largo de todo el año como cumpleaños, alguna boda, Navidad, San Valentín, santos, vacaciones, etc. y decidir cuál será nuestro presupuesto. Así podremosir preparando el gasto con varios meses vista y así no tener que invertir el total del dinero en el mes en cuestión. Por ejemplo, si ya hemos pensado dónde pasaremos nuestras vacaciones de verano desde principio de año, lo mejor es crear el presupuesto que estaríamos dispuestos a invertir (pensar hotel, comida diaria, gasolina, snaks, etc.). Dejarlo todo bien atado e ir dejando algo de dinero al mes para que cuando lleguen nuestras vacaciones tengamos el dinero que vamos a gastarnos esos días previamente guardado.

Truquito vacacional: buscar vuelos y hoteles con mucho tiempo porque siempre saldrá algo más económico. ¡No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy! Así, cuando llegue el momento todo eso ya estará pagado.

El método Kakebo también te invita a crear objetivos mensuales y promesas. Y al final del mes verás qué has conseguido o de qué forma podrías alcanzarlo de cara al próximo mes.

Para apuntar los gastos diarios, la agenda te los organiza en cuatro bloques: supervivencia (donde meteremos comida o gastos urgentes imprevistos), ocio y vicio (cenas fuera, compras, etc.), cultura (cine, teatro, libros) y extras (donde entraría todo lo demás que no cuadre en los bloques anteriores).

Con este método vemos el gasto diario, semanal y mensual. ¡Es genial para todos aquellos a los que la economía familiar les traiga de cabeza! Recordad que la economía de una familia es como si fuera una empresa, para que todo salga bien hay que organizarse desde el principio y hay que estar preparados para hacer frente a imprevistos.

Os dejo el link al método Kakebo, un libro totalmente recomendado.

Libro de cuentas para el ahorro doméstico. KAKEBO

¡Espero que os haya servido este post! Nos leemos en el próximo. Un fuerte abrazo para todos.

amacrema