calabaza

Crema de calabaza para bebés

Un lunes más estoy con vosotros para charlar un ratito y compartiros mis truquitos y mi forma de vida, porque con ello quizá pueda ayudaros en algunos aspectos de vuestro día a día. En el post de hoy os cuento la receta de cómo le preparo a #Bebechencho la crema de calabaza.

Ya ha llegado el pleno invierno. Este fin de semana han bajado mucho las temperaturas y eso ha contribuido a las ganas de quedarse en casa y aprovechar para cocinar cremas y caldos para estos días de frío. Además, el ingrediente estrella es, ¡cómo no! la calabaza. Es la época y están deliciosas. Muy ricas en vitaminas y minerales, incluso poseen grandes cantidades de fibra y un 100% del valor diario requerido de vitamina A.

Las calabazas también proveen mucha vitamina C, riboflavina, potasio, cobre y manganeso. Menos cantidad pero también contienen vitamina E (alpha tocoferol), tiamina, niacina, vitamina B6, folato, hierro, magnesio y fósforo. Y, lo mejor de todo, ¡apenas tiene calorías!

La calabaza le va fenomenal a los guisos típicos del invierno, podéis cortarlos en tacos como si fuesen patatas fritas. También podéis utilizar la calabaza en versión dulce y hacer una tarta de calabaza o unas galletas con este rico ingrediente.

Pero yo hoy os he querido enseñr cómo le preparo a Chencho el puré de calabaza y preparar la versión infantil de esta rica receta.

Ingredientes para crema de calabaza

Los ingredientes que vamos a necesitar para realizar nuestra receta de crema de calabaza para bebés son los siguientes:

  • 1 calabaza
  • 4 ó 5 zanahorias (o un calabacín)
  • Leche especial para bebé (yo utilizo la Puleva indicada para bebés a patir de los 6 meses: Peques 2)
  • Aceite Virgen Exta

Como preparar la crema de calabaza

Para la preparación de la crema de calabaza, en primer lugar pelamos las zanahorias y la calabaza. Y con paciencia, porque pelar una calabaza no es fácil. A continuación la ponemos a cocer durante al menos cuarenta minutos.

Retiramos el fuego y añadimos un chorreón de aceite de oliva y un chorreón de leche de fórmula. Y trituramos todo.

A #Bebechencho le encantan los purés de verduras y el de calabaza no iba a ser menos.

Espero que os haya gustado esta pequeña receta para grandes y exigentes paladares. Recordad que cuando metáis a un bebé un nuevo ingrediente les tiene que estar muy rico para que quieran volver a comerlo. Si os gusta este tipo de post hacérmelo saber y compartiré más recetas para bebés.

Y con esta receta cierro el grupo de post sobre Halloween. Espero que os hayan gustado, os dejo linkeadas las dos entradas anteriores sobre películas y libros dedicados a Halloween para leer estos días y también sobre la merienda de Halloween perfecta para los niños.

Os deseo un feliz inicio de semana. Nos leemos el próximo jueves. amacrema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *