LEER POR PLACER

LEER POR PLACER

enero 12, 2016 0 Por amacrema

Una conversación con mi directora de tesis me ha hecho reflexionar sobre mi costumbre lectora: no leo por placer. Y es que tiene razón, hace mucho, pero que mucho tiempo que ya no leo nada por placer. Por el gusto de leer el libro que a mí me dé la gana. Añoro esa necesidad de seguir con una lectura que me ha enganchado. Buscar cualquier momento para leer un capítulo más. Sentirme parte de la trama del libro. Ver a los personajes por todas partes. Gozar de los ambientes y lugares descritos. Querer viajar a esos sitios por los que se mueven los personajes y hacerlo desde el sillón de lectura sin darme cuenta. Echo de menos todo eso. Hace muchos meses (y digo meses porque me aterra escribir la palabra años) sin leer un libro que me atraiga de verdad. Ya no encuentro ninguna historia que esté a la altura de mis deseos.

Llevo ya mucho tiempo leyendo tan solo por trabajo, por obligación. Me dedico a leer libros, sí, lo cual ya es por sí mismo una gozada. Pero leo lo que otros me dicen que tengo que leer. Los libros para reseñar, los libros de la tesis, los clásicos de la literatura española, los libros obligatorios del trabajo… Tengo arrebatos pasionarios en los que los dejaría todo por un momento para leer la cantidad de libros que he comprado por placer, pero que aguardan en la estantería a que llegue su momento. ¿En verano? Tal vez, pero el verano resulta ser demasiado breve, y mis  ambiciones lectoras demasiado amplias. En realidad soy algo egoísta, pero el hecho de vincular algo, cualquier cosa, con la obligación ya produce tirria, recelo y manía. Aunque estemos hablando de leer.

A raíz del año nuevo y los clásicos propósitos que todos andan escribiendo por estas fechas, he leído en varios blogs de literatura sus propios propósitos literarios. Me ha gustado la idea y he pensado en crear los propósitos desde amacrema para compartirlos con todos vosotros y animaos a seguirlos también. Es una buena manera de engancharse a la lectura para todos aquellos que han decidido que 2016 será el año de leer. Y es una forma de no olvidar nunca que leer es un placer y un privilegio. Tan solo debéis rellenar todas estas propuestas literarias:

  1. Leer el libro más vendido en el último año
  2. Leer la primera novela que escribió mi escritor preferido
  3. Leer la novela preferida de mi escritor favorito
  4. Releer el libro que me apasionó en la infancia
  5. Releer el libro que marcó mi adolescencia
  6. Leer la última publicación del último Premio Nobel de Literatura
  7. Leer el libro más conocido del último Premio Cervantes
  8. Leer algún clásico pendiente
  9. Leer un libro de un género literario distinto a una novela
  10. Leer la novela preferida de la persona a la que más quieres

Diez propuestas literarias para cumplir durante este 2016 y habrá que pelear por ellas.

Muchos besos para todos.