Los tés y sus propiedades

Los tés y sus propiedades

agosto 20, 2018 1 Por amacrema

¡Hola a todos! ¿Cómo estáis? Bien es sabido ya por todos los que me conocéis que me encanta el té. Todos los tés del mundo mundial me encantan, y si aún no lo he probado es porque no lo conozco. Es una bebida que tiene muchísimas propiedades y es adecuada para cualquier momento  del día y para cualquier época del año. En este post os voy a contar de manera muy sencilla cuáles son las propiedades de los tés más comunes, qué beneficios tiene y cómo lo podemos tomar. Ya escribí un post sobre cómo preparar un buen té inglés que os dejo linkeado aquí. ¡Comenzamos!

Tengo que confesar que al igual que me ocurre con los libros, compro té compulsivamente. Si veo una tienda especializada me vuelvo loca y no puedo decidirme por uno solo, por lo que tengo que llevarme varias bolsitas para probar… La caja de té de mi casa parece la de una tetería o una cafetería, hay para elegir. Y los visitantes de la amacrema dream house bien lo saben. Suelo tomar té a media mañana y a media tarde, entre horas. Por las mañanas me gusta tomar café con leche, me ayuda a activarme (aunque también lo hace el té negro como ahora veremos). Algunas noches también recurro a alguna infusión para relajarme si el día ha sido estresado o se prevee una jornada dura la del día siguiente y presiento que me va a costar dormir.

TÉ NEGRO

Esta variedad de té proviene de la misma planta que el té verde, pero el proceso de elaboración ha sido más complejo: ha sido fermentado y tiene una mayor oxigenación. Es un té muy intenso tanto en olor como en sabor. Es el té que contiene más cafeína, por lo que es ideal para la mañana. Ayuda a activarse y llenarse de energía para afrontar todo el día.

El té negro tiene una gran cantidad de flavonoides, lo que ayuda a mejorar la capacidad de dilatación y contracción de los vasos sanguíneos, algo que reduce el riesgo de ataques cardíacos. Ayuda a que el colesterol bueno no se oxide. Previene la formación de caries. Es un potente antioxidante y ayuda a elimiar grasas.

Al té negro se le puede añadir leche, porque le va muy bien y ayuda a rebajar un poquito el intenso sabor. Con tres o cuatro minutos es suficiente para sacar las hojitas del agua, no hace falta más. Recordar que el agua debe estar caliente, no hirviendo.

Existen multitud de variantes y combinaciones en el mercado del té negro. Lo hay con canela, cítricos, especias (el famoso té Chai), con aceite de bergamota (té Earl Grey), el té English Breaksfast…

TÉ BLANCO

Su agradable aroma y sabor también lo hace perfecto para el desayuno. Le va muy bien también la leche. Yo siempre preparo el té con agua y luego le añado la leche, pero hay quien lo prepara directamente con la leche. El sabor es mucho más intenso si previamente se hace con agua.

El té blanco es un antiarrugas natural muy potente gracias a su gran poder antioxidante. También procede de la misma planta que el té verde, pero se recoge en la primavera, es decir cuando la flor está muy tierna.

Además, según he leído, la presencia de polifenoles (presentes en frutas y verduras) hace que su ingesta reduzca la posibilidades de padecer cáncer. Por otro lado, también es diurético por lo que elimina grasas y ayuda a la pérdida de peso.

Este té lo podemos encontrar con multitud de cítricos o su variedad TOKYO (con limón y yogurt).

TÉ ROJO

Es, en verdad, el té que más abandonado tengo. Siempre me voy a los verdes y negros, imagino porque con esas dos variedades tengo cubiertas todas mi necesidades. Pero es cierto que el té rojo tiene multitud de propiedades que son también muy beneficiosas para nuestra salud.

Es el gran aliado para aquellos que desean perder peso porque, aunque los otros tipos de té también ayuda a ello (por su carácter diurético), es su función principal. Ayuda a mejorar la digestión y reduce el colesterol en sangre.

Se recomienda tomarlo con canela y gengibre para aumentar sus beneficios.

 

TÉ VERDE

Es el más conocido por sus beneficios quemagrasas o pierde peso. Es la bebida obligatoria para todos aquellos que deseen perder esos kilitos de más. Es un té drenate y muy diurético. El té verde, además, ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre. Fortalece la memoria y previene enfermedades como el Alhzeimer o el Parkinson. Y para todos aquellos que se llenan de mocos y malestar cuando llega la primavera también ayuda a mitigar los efectos de la alergia. Es, sin duda, mi té favorito. Es perfecto para tomarlo a meida tarde con alguna fruta porque es el único que no puede tomarse con leche ya que la suele cortar.

Tiene multitud de variantes como el té Matcha. Ya escribí un post sobre este té (os lo dejo linkeado), por eso solo quiero recordar que es un té puro, japonés, por lo que sus propiedades se multiplican por mil.

Os dejo en imagen todas las variedades de té verde que hay en mi caja de tés.

¡Y hasta aquí hemos llegado con este mega post! Me encantaría saber qué os ha parecido porque me ha costado mucho escribirlo. Nos leemos en el siguiente. amacrema