amacrema

junio 11, 2011 0 Por amacrema

Me abracé a los sueños
Que tenía de niño y veía
Aquella vieja que miraba
Con ojos de desafío
a mis padres cuando ellos
cruzaban por la plaza vacía
sin gente.
Yo temía porque aquellos ojos
Me aterraban, me hacían sentir indefenso
Pero por fin despertaba
Y veía que todo estaba en su sitio.
Mis padres dormían en el cuarto contiguo
Mi hermano, tranquilo, soñaba en su cuna
Y mientras yo,
 queriendo ver lo que él soñaba
le abría los párpados dulcemente
y me sonreía,
ya lo creo que me sonreía.

                                         amacrema