Té verde Matcha

Té verde Matcha

julio 2, 2018 2 Por amacrema

Té matcha: cómo lo descubrí, qué beneficios tiene, cómo lo podemos tomar

¡Hola a todos! ¿Cómo estáis? Supongo que de maravilla disfrutando de la época estival. Yo aquí ando entre letras y pañales muy entusiamada con la vida y con los nuevos proyectos que tengo por delante. Considero que la vida son objetivos que hay que cumplir y, mientras tanto, disfrutar del proceso para conseguirlos.

En este post vengo a hablaros del té matcha y a daros ideas de cómo consumirlo. Este post surgió a colación de una foto en Instagram que publiqué hace algunas semanas de un helado hecho con este té. Era un helado casero del restaurante Mish Mish de Alicante que estaba delicioso, pero el verano pasado ya indagué sobre cómo conseguirlo y pensé que podríais querer hacerlo vosostros también. Además, quería recomendaos el Polo Lolo de este sabor, porque es mi favorito, está delicioso.

No obstante he pensado que además de contaros cómo se hace el helado, también os voy a dar otras ideas para consumirlo porque es muy beneficioso para la salud.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES

De un tiempo a esta parte, este té verde puro japonés se ha puesto de moda. Y no es de extrañar porque está delicioso y sus propiedades son numerosas. Ya había leído en varias revistas de salud y moda que era el último truquito de las celebrities para verse bien por dentro y por fuera. Su único inconveniente: el precio. Es un té que se presenta en polvo porque está muy concentrado, no tiene desperdicios de las hojas que sí tienen otros tés, y eso hace que sea más caro. Además, es recomendable comprarlo en tiendas especializadas y ecológicas para que sea realmente bueno. Ya lo he visto comercializado en grandes superficies, pero no me he animado a probarlo. Prefiero ir a lo seguro y comprar un buen té matcha. Además, con media cucharadita de este polvo verde es suficiente para hacerte un té rico, así que la bolsita dura un montón

Dicen que este té mutiplica por diez los beneficios que pudiera tener una taza de cualquier otro té verde. En primer lugar, lo que nos atrae del té matcha es su poder antioxidante, lo que ayuda a retrasar o prevenir la oxidación de las moléculas que promueven el envejecimiento y algunas enfermedades como el cáncer. Es un té que absorbe la grasa, por lo que ayuda a la pérdida de peso, aumenta el metabolismo y quema calorías; asimismo alivia el extreñimiento. Por otro lado, este té potencia la concentración por lo que es una gran ayuda para estudiantes. ¿Inconvenientes? Su alto contenido en cafeína, por lo que está desaconsejado para transtornos cardíacos, enfermedades renales o úlceras de estómago. Tampoco está permitido para mujeres embarzadas ni en periodos de lactancia.

Pero no quiero extendereme más en este asunto nutricional, que es realmente interesante, pero demasiado amplio. Si queréis conocer más propiedades de este té pinchar en este enlace que es bastante completo.

FORMAS DE CONSUMIRLO

1. En forma de té tradicional

La primera rareza que nos encontramos los amantes del té es su presentación. Se trata de un té que se obtiene al moler la misma hoja verde y convertirlo en polvo. Por ello, es tan soluble como podría ser el Cola cao. Los japoneses utilizan unas varillas especiales para batir este té ya que bien batido consigue una espuma y una testura realmente apetecible. Al no tener este artilugio especial, podemos sustituirlo por un tenedor. Ponemos como media cucharadita del té en el vaso con agua y batimos bien, como si estuviéramos preparando un huevo para una tortilla. A continuación, añadimos un chorreón de leche al gusto. Es recomendable beberlo con leche porque tiene un sabor muy fuerte, pero puede beberse también solo. Y se endulza también al gusto. Últimamente yo utilizo el sirope de ágave, pero también puede endulzarse con miel o azúcar moreno. Desde aquí aprovecho para desaconsejaros endulzar con azúcar blanca, ya que su consumo continuado es nocivo para la salud. ¡Sustitúyela!

2. Un refrescante helado de té matcha

Voy a explicaos cómo se hace el helado de té matcha según la receta japonesa. Advierto que yo no tengo báscula por lo que me rijo por la medida de los recipientes que tengo por casa. Con esta receta sale bastante helado, pero si queréis más basta con doblar los ingredientes. ¡Vamos a comenzar!

¿Qué necesitamos?

2 yemas de huevo

150 ml de nata para montar (algo menos del tetra brik pequeño)

2 vasos de leche

Medio vaso de azúcar moreno

2 cucharadas soperas de té matcha (puro japonés)

¿Cómo se hace el helado?

1º Vamos a batir muy bien el té matcha en un poco de leche, como la mitad del vaso. El resto de la leche la ponemos en un cazo a calentar. Echamos la mezcla de la leche y el té cuando esté bien integrada y removemos. No tiene que echar a hervir, retiramos antes.

2º En otro recipiente ponemos los huevos, le añadimos el azúcar y removemos. Después, agregamos también la nata y seguirmos moviendo. Cuando todos los ingredientes estén bien integrados echamos a este recipiente la leche con el té disuelto y mezclamos.

3º Volvemos a poner todo a fuego lento y no paramos de remover. Es importante que la nata se cocine, pero que la mezcla no llegue a hervir. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Colocamos el helado en un recipiente para el congelador. Lo dejamos congelar unas 24 horas y ya está listo para servir.

¡A disfrutarlo!

3. Bizcocho de té matcha

¿Qué necesitamos?

2 tazas (de café) de harina

1 taza (de café) de azúcar moreno

una cucharada de levadura

Media cucharadita de sal

4 huevos

Un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra

2 cucharadas soperas de té matcha

¿Cómo se elabora?

1º Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180º

2º Ponemos en un bowl los ingredientes secos (harina, azúcar, levadura, sal y té matcha) y removemos.

3º Añadimos los ingredientes líquidos (huevos, aceite) y removemos.

4º Untamos con un poquito de mantequilla el molde donde vayamos a hacer el bizcocho para que no se pegue y vertemos la mezcla.

5º Ponemos en el horno aproximadamente 40 minutos. Mi horno es muy potente y en 35-40 minutos está listo el bizcocho, pero el tiempo de cocción dependerá de cada horno.

6º Dejamos enfriar para que se seque un poquito y salga del molde sin problemas. Ubicamos en bizcocho en una bandeja de presentación. Espolvoreamos el bizcocho con un poquito de té matcha.

¡Y ya está listo para disfrutarlo!

Ya me enseñaréis por las redes cómo han quedado vuestros helados y bizcochos. Seguidme en Instagram (@amacrema_) y compartir las fotos. Espero que os haya gustado este post. Aquí en casa se están poniendo las botas y me piden que haga más post como este. Ya me contaréis.

Nos leemos en el próximo post. Un beso. amacrema