Volver a empezar

Volver a empezar

septiembre 3, 2018 2 Por amacrema

¡Hola a todos! Por fin empezamos el mes de septiembre y qué mejor que hacerlo con muchas ganas, alegría e ilusión. Todos los septiembres me acuerdo de la canción de aquel anuncio de El Corte Inglés que decía “volver a empezar, otra vez, volver a estrenar zapatos y libros, volver a encontrar los buenos amigos…” En el post de hoy os quiero hablar de eso mismo, el volver a empezar, el estrenar, el encontrarte con los buenos amigos. Un post de reflexiones varias de cara a una nueva estación y una nueva etapa que espero que os guste. ¡Vamos allá!

A estas horas me estoy encaminando de nuevo al trabajo. Después de muchos meses alejada de la vida profesional por mi baja de maternidad vuelvo con las pilas bien cargadas. Y lo hago con sentimientos encontrados. Me muero de pena por dejar a mi bebé por primera vez en su vida, pero por otro lado también tengo ganas de recuperar mi vida profesional que por unos meses la había dejado aparcada. Sé que mi bebé se queda en las mejores manos durante estas horas que estaré ausente.

Este septiembre ha supuesto un volver a estrenar y volver a empezar en todos los sentidos. Después de muchos meses alejados de Madrid por fin hemos vuelto a nuestra ciudad adoptiva. Estrenamos barrio, estrenamos piso y, en definitiva, estrenamos vida. Sin darme cuenta me he convertido en una madre trabajadora. Así que ahora me toca participar de esa maratón en la que están metidas muchas de mis compañeras del trabajo. Corriendo de acá para allá con el coche para llevar y traer a los niños, fiestas de cumpleaños, quedarte en los recreos en la sala de profes a corregir porque sabes que no podrás hacerlo por la tarde, domingos metidas en la cocina para hacer la comida de toda la semana, noches sin dormir por enfermedades varias… Y un sinfín de actividades al límite que siempre habían pasado de largo. Y qué queréis que os diga: ¡estoy encantada!

Como adelantaba es mes de estrenos. Desde pequeña he preparado el look con el que iría el primer día al colegio, al instituto, a la universidad y lo sigo haciendo hoy en día. Es una manera de llegar con más seguridad el primer día al trabajo. El estrenar te hace feliz y es muy importatne destinar algo de ropa nueva para aquellos días en los que necesitas alegrarte el momento y sentirte mucho más segura. Hace un par de semanas me compré el outfit que os enseño en Pedro del Hierro pensando que sería para estrenarlo hoy.

Lo mismo ocurre con el material escolar. Como en cierta medida yo jamás he salido de las aulas, cada nuevo curso tengo que volver a comprar cuadernos, agendas, estuches y bolígrafos varios. ¡Y lo hago con la misma ilusión cada curso nuevo! La agenda es un material imprescindible para mi trabajo. En ella anoto las reuniones que tengo (del departamento, claustros, con familias y alumnos, etc), así como detalles importantes a tener en cuenta de mi trabajo o qué contenido, actividad o página del libro me he quedado con cada grupo. Ya os he dicho en alguna ocasión lo importante que se ha convertido para mí apuntarlo todo. Así no lo olvido y eso me da bastante tranquilidad. Evito apuntar nada personal en esa agenda para no mezclarlo. Los asuntos personales los apunto en unas hojas de calendario que tengo en el frigorífico de casa junto al menú semanal y la lista de la compra. Así toda la familia sabemos qué tenemos pendiente durante el mes en curso y el siguiente: viajes, citas con el médico, tareas importantes, etc.

Además de esta agenda, utilizo también un cuaderno. En la agenda solo apunto de manera concreta los datos a recordar, citas o reuniones (lo que me ayuda a organizar el día), pero en el cuaderno puedo desarrollar todo mucho más. Por ejemplo, si tengo un alumno con algún problema puedo escribir su caso en el cuaderno fechándolo para que no se olvide, o puedo transcribir lo que se ha dicho en una reunión o una cita con algún padre o con el orientador.

Para el blog también tengo un cuaderno destinado a ello. En él anoto lo que tengo pendiente: comenzar o terminar post como este, realizar las fotos, editarlas y subirlas si lo tengo pendiente y, sobre todo, voy anotando ideas de post que me gustaría escribir en el futuro. La idea de escribir un post sobre “volver a empezar” la tengo anotada desde principio de verano. ¡Ahí es nada! Y, por último, destino otro cuarderno para la casa. Siempre hay tareas pendientes de hacer, limpiar, comprar, arreglar… y todo esto lo dejo anotado en el cuaderno de casa para que no se me olvide nada e irlo realizando cuando sea posible o llegue su momento.

Como veis lo tengo todo bien organizado. Soy muy meticulosa en el trabajo y en mi vida en general. Por eso también me gusta mucho la vuelta a la rutina que se empieza a partir de septiembre. Es cierto que me da mucha pena que se acabe el verano, el disfrute, las vacaciones. Cuando llegan estos días la gente se siente bastante depresiva, pensar en lo largo que será el invierno y todo lo que queda para recuperar la vivacidad que tiene esta época estival puede verse muy negro. Por eso ¿qué mejor que tomárselo de la mejor manera posible? La llegada del otoño, la festividad de Halloween, la ilusión de la Navidad… todo esto es lo que nos espera en los próximos tres meses y también hay que disfrutarlo. Yo soy una apasionada de esta época del año: té, mata y libro, ya sabéis.

Desde estas líneas, quiero recomendar a todas aquellas personas que ven esta época del año triste y deprimente dos cosas:

1- Estrenar. Y vale cualquier cosa. Aquello que se desee durante todo el año. ¿Para qué esperar a Navidad? Es el momento de hacerte con aquello que te ilusiona y te hace feliz. A mí me hace feliz una agenda nueva y un bolso nuevo. ¡Pues adelante!

2- Buscar objetivos a corto plazo. ¿Qué te van a deparar los próximos tres meses? ¿Qué tienes pensado conseguir? Yo tengo mis propios objetivos que sabréis a su debido tiempo si los consigo. Porque creo que los objetivos son como los deseos, si los cuento no se cumplen.

El piso nuevo os lo iré enseñando por aquí y por Instagram (sígueme en @amacrema_) porque me encanta y sé que a vosotros y vosotras también os va a gustar. Y es lo más importante que vamos a estrenar en esta nueva etapa. ¿Diréis que no es ilusionante volver a Ikea con el carro vacío y llenarlo de cositas para crear un nuevo hogar?

Y hasta aquí con el primer post del curso. Espero que os haya gustado. Me encantaría que me lo hicierais saber en comentarios o por las Redes Sociales. Nos leemos en el próximo post. ¡Vamos a por el nuevo curso! Un beso. amacrema.

PD: Gracias al pintalabios rojo de Lucía Be, los lunes son menos lunes…