niños leyendo

¿CÓMO INCULCAR HÁBITOS DE LECTURA EN LOS NIÑOS?

Hola a todos. Hoy os traigo una entrada bastante especial y creo que muy importante. Nunca se me había ocurrido escribir sobre esto y es algo de lo que estoy constantemente hablando ya que algunas mamás me preguntan sobre ello. Me refiero a ideas o consejos para conseguir que los niños se aficionen a la lectura. Desde que los niños empiezan a poder ser autónomos en la lectura, desde los 6, 7 años hasta los 10, 12 (aproximadamente) es importante que adquieran estos buenos hábitos porque si no después es mucho más complicado (aunque no imposible). No sé por qué pero la lectura está cada vez más desprestigiada, sobre todo para los niños y adolescentes. Y es, verdaderamente una pena, porque la falta de lectura en la niñez les produce unos vacíos enormes en la adolescencia y juventud a la hora de expresarse, no solo de forma escrita, sino también oral. La lectura ayuda a redactar de forma correcta cualquier tipo de texto, y no hablo de escribir una novela, por supuesto, sino de resumir una película o exponer el tema por escrito en un examen. Leyendo se aprende indirectamente y de una forma divertida, por lo que debemos crear esa forma de diversión en el hecho de leer un libro. Además, la lectura habitual hace que nos e tengan faltas ortográficas nunca, sin necesidad de aprenderse de memoria las aburridas y complicadas reglas de ortografía. 


La primera norma básica a tener en cuenta es que los niños imitan lo que ven de sus mayores. Por lo tanto, no se le puede forzar a un niño a leer sino ve en su casa (padres, abuelos, tutores, hermanos…) ese hábito lector como algo habitual, una actividad que forma parte de la vida cotidiana de la familia. Lo primero que un adulto debe saber es que es mucho más probable que el niño lea si él lee. En verdad, lo mismo ocurre con la alimentación. Los niños comen lo que ven en los padres porque son, no olvidemos, sus modelos a seguir. 

La segunda regla también fundamental es no caer en la obligatoriedad. Leer no puede ser obligatorio, como tampoco puede ser un castigo porque entonces los niños van a asociar la lectura con un hecho negativo. 

Dejando a un lado las prohibiciones, vamos a centrarnos en las obligaciones. Son los niños quienes deben elegir sus lecturas y no obligarles a leer un libro. Esta afirmación podría hacernos entrar en un debate, pero no considero que sea beneficioso para fomentar la lectura obligarles a leer libros que no les gusten, porque entonces vincularían siempre la actividad de leer con algo aburrido. Debemos fomentar lo contrario, la diversión a través de la lectura. Y esto se consigue gracias a que sean ellos mismos quienes elijan qué libro quieren leer. Que no nos importe que sea un libro que a priori nos pueda parecer poco educativo o poco pedagógico, por algo se empieza. La afición a la lectura se consigue a base de libros y libros y los gustos ya irán variando. Si les gusta mucho la estrella argentina Violeta y ha escrito un libro sobre su biografía que lo lean, ¿por qué no? Tal vez en unos años quieran leer también La isla del tesoro o La vuelta al mundo en ochenta días. 

Otra idea es establecer un horario fijo de lectura. Lo ideal sería que fuera diario, aunque es evidente que tal vez andemos todos con falta de tiempo entre semana por las actividades extraescolares y el estudio diario. De todos modos, el tiempo estimado de lectura diaria no debería ser mayor a veinte minutos (media hora como mucho) y este tiempo se podría encontrar en los últimos minutos del día ya en la cama. Si esto no es posible, se puede establecer un horario de lectura, por ejemplo, los domingos. 

Es muy útil, también, compartir la actividad. No hay que dejarles solos en el momento de leer, sino que podemos interesarnos por lo que ocurre en la historia o el desenlace de los personajes. Así ampliaremos el marco de importancia al hecho de leer y conseguiremos que la historia forme parte de nuestra conversación diaria. Los adultos pueden leer algún fragmento para expresar esa importancia o, incluso, se les puede pedir a los niños que lean algo en voz alta. Esto les ayudará en su expresión oral en el futuro y en su nivel lector. 

Y, por último, esto es un consejo personal. Se trata de realizar una ficha lectora sobre el libro, en el que los niños resuman brevemente el argumento y citen a los personajes que han aparecido. Pueden incluir algún criterio personal sobre si les ha gustado o no el libro y por qué. Esto puede resultar un poco engorroso o, incluso, puede producir pereza, pero es muy útil porque así conseguiremos que los niños, poco a poco, conseguirá adquirir también estrategias de expresión escrita. 

Por mi parte nada más. Espero que estas ideas os puedan servir de algo y consigáis aquellos que vuestros niños adquieran esos hábitos de lectura tan ansiados. Pero, recordad que lo más importante es que vean el reflejo de sus mayores disfrutando de una buena lectura de forma habitual. 

Os dejo también algunas ideas de libros infantiles que sé que están arrasando entre los más pequeños. Y ya me contaréis qué resultado os dan. Un abrazo a todos.

 RECOMENDACIONES LITERARIAS INFANTILES

Tres aventuras
de Perla en un solo volumen.Todo el mundo ha oido hablar de las hadas
que viven en el jardin. ¿Pero sabeis que tambien hay hadas que viven en
la gran ciudad? ¡Pues claro que si! Os presentamos a Perla, el hada del
parque.Perla y los ratones traviesosPerla se encarga de cuidar el Parque
de la Alegria y eso la

tiene
muy ocupada. Pero un buen dia se levanta y lo encuentra todo hecho un
autentico desastre…Perla y la muñeca tristeUn anochecer, Perla
encuentra una muñeca perdida en el Parque de la Alegria. La muñeca esta
muy triste porque ha perdido a su niña. ¿Que hara Perla para
consolarla?Perla y la domadora de dragones¡Perla tiene visita! Azabache,
el hada del desierto, llega a la gran ciudad por primera vez. Pero la
ciudad puede resultar un lugar muy extraño para alguien como Azabache…

Rebelde, preguntona e intrepida, Celia es la protagonista del clasico infantil español por excelencia. El relato de sus aventuras y peripecias que a traves de sucesivos episodios trazara Elena Fortun (1886-1952) ha venido haciendo desde el momento de su publicacion las delicias de generaciones de lectores. La razon de la pe resistencia de Celia se halla en que, mas alla de modas y escenarios, su peculiar forma de ver la realidad -mezcla de ingenuidad, sinceridad y osadia-, así como su logica aplastante ajena a sobreentendidos, desmontan a menudo la espesa y resabiada tramoya en la que desde siempre cimentan su autoridad las personas mayores. Celia, lo que dice es el primer volumen de la serie.

Las chicas del Club de Tea tienen un nuevo misterio por resolver… ¡en
París! ¿Qué secreto se oculta tras el robo de la colección de moda de
Julie? Las chicas del Club de Tea van a París de vacaciones, pero allí
tendrán que enfrentarse a un nuevo e inquietante misterio. Para
resolverlo, nuestras amigas darán caza al ladrón bajo las sombras de la Torre Eiffel.

Las vacaciones en las tranquilas montañas de Gales con Bill y la señora
Mannering se convierten en unos dias llenos de aventuras cuando Jorge,
Dolly, Lucy y Jack descubren casualmente un terrible secreto que se
esconde en una de esas montañas, y que puede poner en peligro a toda la
humanidad. Temblores de tierra, un rey de

la montaña que pretende desafiar la ley de la gravedad, unos
malhechores que quieren enriquecerse ¡Viviran unas vacaciones que
no podran olvidar!

amacrema

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECIBE TODAS MIS NOVEDADES

Suscríbete a mi newsletter para estar al tanto de todas las novedades de mi web