BESOS MALOS

El niño entró en el aula con desparpajo. Vio a la niña rebuscar algo
entre sus cosas, parecía desesperada. La miró fijamente guardando
silencio, hasta que la niña se percató de su presencia.
−¿Qué quieres?− le preguntó.
−Darte un beso− le contestó.
−No quiero
−¿Por qué? Solo es un beso.
−Porque no quiero
−Pues te lo daré igual.
El niño dio en ese instante un paso hacia ella y la niña, asustada, dio un leve salto hacia atrás.
−Voy a gritar
−¿Por qué? Si no hago nada malo.
−Quiero que te vayas
−No.
−¿Por qué?
−Porque no.
−Pues voy a gritar
−Me da igual
 La niña empezó a chillar desesperada. Algunos profesores corrieron asustados hacia el aula.
−¿Qué pasa?
−Nada−dijo el niño−, creo que está loca.
−¿Por qué gritabas?− Insistió
−Porque quiere darme un beso.
−¿Y eso es algo malo?− cuestionó alguno de los profesores.
      La niña se quedó callada y pensativa. En verdad, un beso no era algo malo.
−Sí
que lo es−intercedió una maestra que no se había pronunciado aún− desde
el momento en que ella no quiera, un beso es algo malo.
     La sala se quedó en silencio incómodo y todos salieron del aula. 

amacrema

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECIBE TODAS MIS NOVEDADES

Suscríbete a mi newsletter para estar al tanto de todas las novedades de mi web