ENTREVISTA – Felisa Moreno Ortega

Hola a todos. Hoy empiezo una entrada nueva y muy especial que ya tenía ganas de llevar a cabo. Se trata de entrevistas que realizaré a escritores siempre y cuando consiga una respuesta afirmativa por parte de ellos. Para empezar he decidido hablar con una escritora que poco a poco se va haciendo un hueco en el mundo de la literatura: Felisa Moreno Ortega. Supongo que os sonará su nombre porque ya he citado alguno de sus libros en mi blog. Felisa Moreno es una escritora de Jaén que ya cuenta con libros como Trece cuentos inquietantes, La asesina de los ojos bondadosos, El club de las palabras prohibidas o La nieve en el almendro. Ahora acaba de publicar Cuentos Caníbales, una colección de cuentos con la que busca un único objetivo: recaudar dinero para la Asociación Española Contra el Cáncer. 

Hace relativamente poco tiempo, encontré por casualidad el libro La nieve en el almendro, y no dudé en recomendarlo y reseñarlo en mi blog, tal vez porque me gustaría que alguien haga esto por mí algún día o simplemente porque tengo un vínculo especial con escritores que están empezando y poco a poco se van haciendo un hueco en las librerías y en los corazones de los lectores. 

 
Hola Felisa, lo primero agradecerte que hayas aceptado esta entrevista y bienvenida a esta nueva sección de mi blog. Esperamos que, como tú, otros muchos escritores acepten hablar conmigo. Con conseguir una entrevista al mes, sería objetivo conseguido, por lo que podríamos decir que eres la escritora de Octubre. 

•    Felisa, antes de hablar de Cuentos Caníbales, háblanos de tu trayectoria como escritora, ¿cuándo te diste cuenta de que lo tuyo era la escritura?

No hace demasiado tiempo. Empecé a escribir en el año 2006, sobre todo relatos cortos, que presentaba a concursos literarios. En 2007 gané el premio de la Diputación de Jaén a Escritores Nóveles con mi novela La asesina de los ojos bondadosos y fue a partir de ver esta novela publicada, más algunos otros premios de relato que había recibido, cuando me plantee dedicarme a escribir. Después llegaron otras publicaciones como Trece Cuentos inquietantes, un libro de relatos; El club de las palabras prohibidas, una novela juvenil y La nieve en el almendro, otra novela.

• ¿Te ha supuesto gran dificultad llegar hasta aquí? ¿Te planteaste en algún momento tirar la toalla?

No tengo la sensación de haya sido difícil, he ido encadenando premios y publicaciones sin demasiado esfuerzo. He tenido la suerte de encontrar editoriales que apostaran por mí: Hipálage, Edimáter, Pezsapo y por último El desván de la memoria. Si bien es cierto que son editoriales modestas y que las tiradas han sido pequeñas, estoy satisfecha con lo logrado.
Nunca he pensado en tirar la toalla porque nunca me he puesto metas inalcanzables. Para mí escribir es una pasión, no necesito vivir de la literatura y eso me hace libre para contar lo que me apetezca, sin estar presionada por los corsés que muchas veces establece el mercado editorial. Además, con el tiempo he aprendido que cada relato, cada novela al final encuentra su sitio, es cuestión de esperar que llegue el momento adecuado.
¿Tienes algún horario para la escritura? ¿Le dedicas algún momento preciso del día o escribes cuando puedes y quieres?
Para mí es imposible fijar un horario, ni siquiera un día a la semana en concreto. Trabajo, tengo hijos pequeños y padres muy mayores, así que nunca soy dueña por completo de mi tiempo. Aprovecho cada momento que se me ofrece, a veces es por la noche, otras veces en los fines de semana o incluso mientras espero a que mis hijos salgan de sus actividades extraescolares.
Creo, sin embargo, que es conveniente establecer una rutina, y escribir todo los días es lo ideal, aunque no se esté muy inspirado. Esos días en los que parece que nuestra imaginación se ha secado podemos dedicarlos a revisar lo ya escrito, algo fundamental para lograr un mínimo de calidad literaria.

•    ¿Cuánto tiempo te lleva escribir un libro? 

A mí, muchísimo, por lo que he comentado en la pregunta anterior. Por ejemplo, con mi última novela publicada La nieve en el almendro, estuve más de tres años. En este tiempo incluyo no solo el proceso de escribir en sí, sino también las correcciones. Hay quien piensa que una novela o un relato es solo fruto de la inspiración y no es así, es necesario un duro trabajo de revisión para depurar el estilo, para que la historia sea creíble, que no se produzcan incongruencias y para conseguir que el lector se enganche a la historia y no quiera dejar de leer en ningún momento.

•    Vamos a hablar ahora de tus libros anteriores, ¿por qué colección de cuentos? ¿o por qué novela? ¿Qué te inspira a la hora de optar por un género u otro?

Yo me encuentro muy a gusto en el género corto. Me gusta escribir relatos cortos, incluso microrrelatos, quizás porque como dispongo de poco tiempo me es más cómodo este género. Un cuento se puede escribir en un día, aunque luego necesite algunas horas más de revisión, la novela exige dedicar un tiempo mínimo cada vez que te pones con ella, y necesita de una continuidad en el tiempo, lo que decíamos de sentarse cada día a escribir. Si no, corres el riesgo de perder el hilo y después necesitas mucho tiempo más para retomar la historia.
Las dos novelas que tengo publicadas tienen su origen en sendos relatos. Primero escribí el cuento y después me di cuenta de que me apetecía saber más de esos personajes, pues me surgían preguntas acerca de ellos, así que decidí ampliarlo hasta convertirlo en novela.
Para mí escribir un cuento es una distracción, un divertimento. Las novelas, sin embargo, me suponen un reto, sé que será más complicado darles vida, pero la satisfacción por el duro trabajo realizado  también es mayor.

•    ¿De dónde sacas las historias para tus novelas? ¿Es todo producto de la imaginación o bajo esos ambientes y personajes se esconden ambientes y personajes reales?

Creo que hay pocos escritores con tanta imaginación como para construir sus historias solo con ella. En todas mis novelas hay personajes y situaciones que se basan en la realidad, pues las construyo a partir de mi experiencia, de mis recuerdos, de lo que he leído, de lo que he visto, de lo que he escuchado… El escritor debe ir siempre con los sentidos en alerta. En cualquier sitio puede encontrar una historia, se trata de mirar con otros ojos, de ir un poco más allá, de no quedarse en la superficie de las cosas.

•    ¿Cómo se te ocurrió, por ejemplo, La nieve en el almendro?

Como he comentado anteriormente, esta novela proviene de un relato titulado El olor de la miseria, donde se contaba la historia de un niño enamorado de la madre de su mejor amigo. No recuerdo bien cómo surgió el relato, pero sí las sensaciones que tuve cuando lo escribí, las imágenes que se venían a mi mente. El proceso de escritura fue muy intenso, me volqué mucho en la historia, quizás por eso luego tuve la necesidad de ampliarla, para llegar a conocer mejor a su protagonista, Julián.

•    Vamos a centrarnos ahora en Cuentos caníbales, ¿cuál es tu objetivo? ¿hasta dónde te has propuesto llegar? ¿Cuál está siendo la respuesta de los lectores?

Mi objetivo es muy claro: obtener fondos para lucha contra el cáncer. Estoy muy concienciada con este tema porque recientemente he perdido a mi hermana María. Precisamente el libro está dedicado a ella, y también a todos aquellos que luchan contra esta enfermedad. Quisiera poder vender los 500 ejemplares editados, y si es posible, sacar alguna edición más, aunque sé que eso ya es más complicado.
La respuesta de los lectores está siendo muy buena. No sólo están comprando el libro mis lectores habituales, los que van siguiendo mi obra desde el principio, sino gente nueva que quiere colaborar en los objetivos solidarios del libro. Otro detalle importante, es que muchas personas me están ayudando a la difusión de forma desinteresada, compartiendo la portada del libro en sus redes sociales, dándolo a conocer entre sus amistades, etc. Hay mucha gente buena por el mundo, aunque parezca lo contrario.

•    ¿La escritura de esta colección de cuentos siempre fue enfocada a este fin solidario o surgió posteriormente?

No, no se enfocó a este fin, ni son cuentos que traten sobre la enfermedad. Son relatos que he ido escribiendo en los últimos años y que decidí reunir en un libro que publiqué en formato ebook en Amazon. La idea de convertirlo en un libro solidario surgió después, cuando un lector me propuso financiar su publicación en papel. Este lector, propietario de Desguace J. Torres  S.L., ha pagado la edición del libro, a cambio se ha insertado publicidad de la empresa en la contraportada. Su colaboración ha sido fundamental para que Cuentos Caníbales sea una realidad.

•    ¿De qué tratan estos cuentos? ¿Qué es lo que se va a encontrar el lector? Ya el título y la portada del libro revelan mucho.

Me cuesta mucho hablar de mis cuentos, así que prefiero trasladar la reseña que hizo  de una lectora, Vanessa Gil, que gestiona la web sobre libros “Página Trece”, pues creo que define muy bien el libro:
“[…] Cuentos Caníbales te llegan al alma, te arrancan un trozo y se quedan ahí masticándola  y mirándote a los ojos sin decir nada. Lo que más me ha sorprendido de este conjunto de 10 cuentos es que su corta extensión es suficiente para dibujarnos con todo detalle una escena cotidiana, como puede ser la de una pareja en una habitación de hotel, y le da la vuelta hasta que nada es lo que parece […] En estos cuentos […] podemos encontrar que la maldad humana está en cualquier lado, puede ser nuestro hijo, nuestro vecino o nuestra esposa y nada nos prepara para el momento en el que somos conscientes de ello. […] Felisa Moreno nos propone un ejercicio de conocimiento; mirar en nuestro interior e intentar descubrir qué tenemos cada uno de nosotros de caníbal, de manipulador, de maltratador, pero también qué parte de nosotros arriesgaría su vida por salvar a una niña, o cuánto estamos dispuestos a sufrir por el bienestar de un hijo.”

•    ¿Cómo podemos conseguir el libro? 

A través de mi página web : www.felisamoreno.es
O bien escribiendo un correo electrónico a felisamorenoortega@gmail.com
El precio del libro son 10 euros más 2 de gastos de envío, en total 12 euros.
Los 10 euros íntegros se destinarán a la AECC.

•    ¿Cuáles son tus metas en la escritura? ¿Te has propuesto algún objetivo a largo plazo o prefieres que la vida te sorprenda?

Si algo he aprendido en el tiempo que llevo escribiendo es que no debo ponerme metas. Las metas se convierten en una obligación y eso impide que disfrutes con lo que haces. Me encantaría poder vivir de la literatura, pero me consuela pensar que, al no depender de ella, soy libre para escribir lo que me apetezca, cuando me apetezca. Me encanta que la vida me sorprenda, que me ponga en el camino personas con las que comparto la pasión por la literatura, solo por la gente maravillosa que he conocido estos años merece la pena todo el trabajo y el esfuerzo que he realizado.

•    ¿Estás inmersa en algún proyecto literario? ¿Puedes adelantarnos algo?

Tengo un par de novelas empezadas, pero están en punto muerto. Estos últimos meses, con la enfermedad de mi hermana, han sido muy duros para mí y yo necesito estar bien para escribir, sobre todo para embarcarme en una novela, que necesita de toda mi energía. En una de ellas recupero a Raquel, la protagonista de mi primera novela La asesina de los ojos bondadosos, es un personaje que aún tiene mucho que contar. En otra planteo una reflexión sobre la locura, que marca la vida de los protagonistas.

•    ¿Qué le dirías a un escritor novel que busca con ilusión publicar una novela? 

Que tenga mucho cuidado con los tiburones que navegan en las aguas revueltas de Internet. Al calor de la ilusión de los escritores noveles han surgido muchas “editoriales” que en realidad son empresas de autoedición encubiertas, que cobran cantidades excesivas por hacer realidad el sueño del escritor de ver su novela en papel. Antes de caer en manos de estas empresas le recomiendo que se vaya a una imprenta y se encargue él mismo de editar su libro. Así incluso puede que gane algo de dinero.
Otra opción para publicar son los concursos. Aunque debe olvidarse los grandes certámenes convocados por las editoriales. Es mejor presentarse a otros premios más humildes, allí tendrá mayores posibilidades.
También le recomendaría que pidiera opinión sobre su obra a personas de confianza y que sean buenas lectoras, cuando empezamos tendemos a pensar que lo hacemos todo perfecto y el oficio de escritor es eso, un oficio. Es necesario dominar algunas técnicas, para ello viene muy bien asistir a algún taller literario, bien presencial bien a través de internet. Y es imprescindible leer mucho y obras de calidad, de los clásicos, si han logrado permanecer en el tiempo por algo será. 

•    ¿Algo más que quieras añadir?

Solo decir que estoy muy ilusionada con este proyecto. Espero que el libro llegue a muchos lectores y que se consiga recaudar el máximo de fondos para la AECC.
Quiero darte las gracias por el ofrecimiento que me hiciste de difundir Cuentos Caníbales a través de tu blog y por comprar el libro. Eres una de esas personas maravillosas que he ido encontrando en mi camino por la vida como escritora.

Muchas gracias Felisa por tu tiempo. Esperamos de corazón que tu proyecto solidario vaya muy bien, porque como tú dices “entre todos podemos conseguir mucho”. Un fuerte abrazo.
amacrema

2 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

RECIBE TODAS MIS NOVEDADES

Suscríbete a mi newsletter para estar al tanto de todas las novedades de mi web