ENTREVISTA – Depablo i Marti

Parece que las cosas salen bien cuando uno se propone que salgan bien. Por ello, y mientras apalabro entrevistas con otros autores, aqui os dejo al “escritor de noviembre”. Para Depablo i Marti esta es su primera novela. Como sostiene en su biografía,nació en Valladolid un mes lluvioso y frío, y desde entonces odia el otoño, el invierno, el frío, la nieve y la lluvia. Es fan de la literatura de Galdós, de Bukovsi y de Montalbán. Supo que quería ser escritor cuando cayó en sus manos un libro de Kiko Amat. La increíble y formidable aventura de un escritor que no quería serlo es un primera novela.
Hola Depablo, en primer lugar agradecerte que hayas aceptado esta entrevista. Es muy gratificante poder contar contigo para este blog en la segunda entrada de la nueva sección de “entrevistas”.

–    Cuéntanos, ¿de dónde sale La increíble y formidable aventura de un escritor que no quería serlo?


Hola África. Muchas gracias a ti por la entrevista.
No lo sé, la verdad. Supongo que de los libros que he leído. La necesidad de agradecer a tantos magníficos escritores que me hayan abierto la mente gracias a sus novelas y ensayos.
Lo cierto, es que la novela fue la que me guió, no yo a la novela. Por ejemplo en el humor. No me considero una persona graciosa ni con sentido del humor. Y en cambio en la novela hay humor. No lo pretendía. Salió así.

–    Se trata de la primera novela que publicas, pero ¿qué ha habido antes? ¿Certámenes, premios, relatos, poesías, cuentos…?

Certámenes y premios, nada. Nunca me he presentado y creo que nunca me presentaré. Comencé con relatos, muy a lo Bukowski, pero tenía el problema de que no sabía parar. No encontraba el fin. Se me hacían cortos. Al final opté por la novela. Hay más libertad para extenderse.

–    ¿La escritura ha llegado a ti por casualidad o desde niño mantienes la afición por escribir?

Empecé a escribir por necesidad. Una huída. Escribir te olvida de los problemas. Vives otras vidas, otra sociedad, otro mundo. Puedes manipular todo a tu antojo. Tú eres el que decides, el que manda, el que quitas y pones. Quiénes son los buenos y quiénes son los malos. Cómo solucionar un problema. Cómo crearlo. Escribir, para mí, es vivir. Sé que suena a topicazo, pero yo soy un topicazo del copón.

–    En la novela aparecen una serie de escritores muy conocidos divididos en “buenos” y “malos”, ¿en qué te basaste para hacer esta distinción? ¿En tus gustos literarios?

No exactamente están divididos entre buenos y malos. Al final todos actúan según su conciencia y lo que creen que es lo mejor para ellos. Puede que la conclusión de la novela es que no te puedes fiar de nadie. Ni de los vivos, ni de los muertos. Y mucho menos de los escritores. No los pretendo juzgar.

–    Parece que has adoptado como seudónimo el nombre de tu protagonista, ¿por qué? ¿De dónde sale este seudónimo?

Son mis apellidos modificados. Puede que sea porque me dé vergüenza poner mi nombre en un libro. No lo sé. Desde siempre he tenido claro que mi nombre no va aparecer en la portada de ningún libro. Manías de un obsesivo.

–    He leído en alguna entrevista que tu intención es continuar con el mismo personaje en otras novelas, ¿pretendes crear una trilogía? ¿Qué camino le queda por recorrer a este escritor que no quiere serlo o, mejor, que no sabe que va a serlo?

Sí. A Depablo aún le queda algo que contar. O mucho. Es un personaje que me gusta. Me recuerda bastante a mí. Es mi héroe maldito. Es la persona que jamás quise ser y, en cambio, tengo mucho de él. Y sí, pretendo que aparezca por lo menos en dos novelas más.  

–    ¿Qué estás escribiendo ahora? ¿Nos puedes adelantar algo?

Ahora estoy acabando el borrador del segundo libro de Depablo, con la Trilogía estúpida de la literatura. Veremos el pasado de Depablo y su vida después del final de La increíble y formidable aventura de un escritor que no quería serlo. Va a haber sorpresas.

–    ¿Cuáles son tus objetivos a corto plazo? ¿Y a largo?


Mis objetivos a corto y a largo plazo es mantenerme con vida y leer todo lo que pueda y escribir cuando tenga ganas. Escribir novelas. Muchas novelas. Mientras tenga algo que contar, claro. Y me las quieran publicar. Y si no da igual. Seguiré escribiendo. No sé hacer otra cosa. O no me llena hacer otras cosas. Y, evidentemente, intentar ser un poco más feliz, pero con el maldito frío, mira que es complicado siquiera dibujar una mínima sonrisa en el careto.

–    Tú que ya has entrado en el complicado mundo de la literatura, ¿qué consejo le darías a los escritores nóveles?

No soy de dar consejos. Bukowski da unos cuantos en uno de sus poemas. Claro, que también hay que ser Bukowski para aguantarlos. Siempre digo que lean. Mucho. Que lean mucho más de lo que escriben. Y observen a todo y a todos. Y que cuestiones y critiquen y pregunten y piensen. Pero sobre todo que lean a los mejores. En La increíble y formidable aventura… aparecen unos cuantos de los buenos. O lo que yo pienso que son los buenos.

–    ¿Quieres añadir algo más?
 
Nada más. Que muchas gracias por la entrevistas y mucha suerte con tu fantástico blog. Ha sido un placer contestar tus preguntas.

Muchas gracias por tu tiempo Depablo, ha sido verdaderamente un placer poder contar contigo en estas líneas. Te deseamos mucho éxito en el futuro y que tu novela La increíble y formidable aventura de un escritor que no quería serlo llegue a muchos lectores porque, de verdad, a través de mi ojo crítico aseguro que es una buena historia, cargada de originalidad y humor, mucho humor, algo que los lectores, sin duda, agradecerán. 

África Crespo (amacrema)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECIBE TODAS MIS NOVEDADES

Suscríbete a mi newsletter para estar al tanto de todas las novedades de mi web