5 películas para disfrutar de la vida “slow-life”

¡Buenos días! ¿Qué tal estáis? En el post de hoy quería recomendaos 5 películas que buscan compartir sentimientos de slow-life y de placeres de la vida corriente.

Son películas muy placenteras de ver, porque el propósito de ellas es hacerte sentir bien y que te des cuenta de que lo que nos hace verdaderamente felices lo tenemos delante de nuestras narices. Disfruta del día a día para disfrutar plenamente de tu vida.

Disfruta del día a día, disfruta del slow life

Vamos a pensar: ¿Qué pequeñas cosas nos hacen felices en nuestro día? A mí por ejemplo, me encanta desayunar una tostada caliente de aceite y aguacate. O la ducha nocturna cuando me quito la ropa de todo el día y me pongo el pijama calentito. O prepararme un té y sentarme a leer sin prisa. Pero también disfruto de una mañana de niebla, mirando por la ventana asombrada de que una nube baja haya tapado todo mi campo de visión. Me produce placer explotar las bolitas del papel de embalaje. Me gusta amasar la masa del pan con las manos. Comer con las manos una chuletilla de cordero. Oler. Oler cualquier cosa y percibir sensaciones.

Te invito a pensar en aquellas cosas que te producen placer en tu día y disfrutar de la vida sorbito a sorbito.

Películas para disfrutar del slow life

Y también te invito a ver estas películas ahora que el el mes de febrero comienza y, sin duda, es el mes del amor.

Amelie

Y es que una película ambientada en París no puede fallar. Amêlie es una mujer que ha estado siempre muy protegida, demasiado, en casa. Ha sido testigo de acontecimientos muy dramáticos y desea salir de su casa cuanto antes. Se instala en un apartamento en el centro de París y empieza a trabajar en una de las típicas cafeterías parisinas. Un día, descubre en su apartamento por casualidad una caja de tesoros de alguien que vivió hacía mucho tiempo allí y decide encontrarlo para devolverle su caja y hacerle feliz. A partir de ese momento, nuestra querida Amèlie buscará hacer feliz a todo el mundo. Esa chica que siente placer por meter la mano en un saco de legumbres, romper la capita de azúcar caramelizado de la Crème brûlée con una cuchara, verle la cara en la oscuridad en el cine a la gente o lanzar piedras en el canal Saint Martin.

Come, reza, ama

Elizabeth Gilbert tenía un esposo, una casa preciosa y una exitosa carrera profesional. Pero, un día se preguntó qué deseaba realmente en su vida y decidió dejarlo todo para viajar durante un año. Y así fue como comió en Italia, rezó en India y amó en Indonesia. ¿No es maravillosa esa escena en la que Elizabeth come ese plato de espaguetis con el mayor gusto que hayas visto jamás? Se concentra en oler y saborear la comida. Nada más. Nada más importa en ese momento. Es una película para reflexionar sobre lo que verdaderamente importa y para pensar si el camino que hemos elegido es el correcto o no. Te inicia en el gusto por la meditación, en sus beneficios, en las distintas personas que puedes encontrarte a lo largo del camino.

Big fish

O la película de la paciencia. Edward Bloom es un hombre que relata momentos de su vida añadiéndoles características fantásticas. Cuando lo hace en la boda de su hijo Will, este deja de hablarle durante tres años. Will trabaja como periodista en París. Cuando la salud de su padre empeora, Will regresa junto a su esposa Josephine a Alabama. En el avión, Will narra una de las historias de su padre, en ella conocía a una bruja que le mostraba de qué manera moriría al mirar a través de su ojo de vidrio. Edward Bloom disfrutará de todo lo que le suceda en la vida porque sabe que su objetivo final será enamorar a Sandra, el amor de su vida.

Pequeña Miss sunshine

Un obligado, sin duda, para los amantes de la vida. Un tío suicida, unos padres fracasados, un abuelo cocainómano, un hermano depresivo… Una historia peculiar sobre una familia muy peculiar. La protagonista es una niña bajita, gordita, con gafas y sin ningún complejo que no duda en presentarse aun concurso de belleza. Ese baile final es…maravilloso.

El lado bueno de las cosas

Con este título no podría no estar en esta lista. Y es que nada puede irle peor a Pat, el protagonista que acaba de salir del psiquiátrico y se ve obligado a vivir con su padres, como si su vida hubiera fracasado para siempre. Y, de repente, conoce a una chica que también está viviendo una situación difícil y ambos comienzan a ver el “lado bueno de las cosas”.

“slow life”: el movimiento que enseña a frenar y relajarse para ser más felices todos los días y centrarse en lo que verdaderamente importa.

¿Habéis visto estas películas? ¿Os han gustado? Decidme de más películas que sigan esta tónica de frenarnos y buscar hacernos más felices.

Gracias por leerme. Os espero en el próximo post.

África.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECIBE TODAS MIS NOVEDADES

Suscríbete a mi newsletter para estar al tanto de todas las novedades de mi web