Cómo crear un jardín en casa

Este verano se nos ha presentado algo raro. Estamos haciendo todo lo imposible por disfrutarlo, adaptados a los cambios obvios y ante la incertidumbre de el qué pasará. Ahora más que nunca hay que disfrutad del hoy porque no sabemos lo que ocurrirá mañana. Y los acontecimientos nos apoyan.

Por ello, en casa hemos decidido darle una vuelta a nuestra terracita para convertirla en un jardín y ya de paso la ponemos más segura para los niños.

Hace un par de años, os mostré cómo había decorado mi terraza por primera vez, con un conjunto exterior, algunas plantas, hierbas aromáticas y guirnaldas de colores. Allí pasábamos las noches cenando o tomando algo, solos y con amigos. Os dejo el enlace a ese post por si queréis verlo: mi terraza de verano.

Esta vez hemos colocado césped artificial, que os dejaré al final en el SHOPPING. Esta idea fue motivada al ver que Cayetano disfrutaba tirado por el suelo al aire libre durante el confinamiento. Y las baldosas tal vez eran algo duras. Ahora, me siento mucho más segura porque es cómo si estuvieran en una alfombra mullidita en el exterior. El césped nos ha encantado, si queréis el mismo, lo tenéis al final de este post.

He quitado los sillones para así evitar que se suban y se asomen. En su lugar lo he cambiado por un sofá tipo pub que he creado con varios cojines gigantes que he colocado. Los míos son de Ikea, pero igualmente os dejo en SHOPPING algunos similares que he encontrado. Es una gozada “tirarse” ahí cuando se está poniendo el sol. Las sensaciones del viento, los olores que vienen desde el cambio, el sonido del canto de los pájaros o sus movimientos como danzas a nuestra altura son maravillosas.

Una de las cosas que he disfrutado mucho estos días de cuarentena ha sido mirar al infinito y percibir los olores de la naturaleza. Por ello, queríamos darle una vuelta a la terraza para disfrutarla con los niños desde ya hasta que vuelva el frío allá por noviembre.

Heos colocado una celosía para tapar el aparato de aire acondicionado y dejar todo el espacio. Así tapamos dicho aparato que bastante feo y evitamos que los niños también se suban en él (aunque aún ninguno lo había intentado). La celosía es de Leroy Merlín, pero como lo demás, os lo dejaré al final del post en sel SHOPPING. La pintamos de blanco y quedó muy bonita. Chencho se pasea hasta con la moto.

Hemos colocado también toldos nuevos, algo que tenía pendiente desde que nos mudamos a esta casa. He puesto todo vertical en las tres partes de la terraza, así he creado una “caja” durante el día y estamos completamente tapados.

Algunas mañanas les coloco la piscinilla en la terraza. Con el toldo se está de maravilla por las mañanas aquí, porque corre mucho aire. Así pueden estar al remojo mientras yo trabajo o hago las cosas de la casa. ¡Tranquilos! No se nos caerá la terraza del peso porque es una piscina de bebé y apenas les echo un cubillo de agua. Seguro que peso más yo en la terraza que la piscinilla.

Otra de las ideas que tuvimos fue acristalar la parte de barandilla de la terraza. Esta idea ha gustado mucho. Así no se impide la visión y desde abajo no se nota nada, de modo que no trastocamos la fachada, que es algo que no está permitido. Y este cristal nos da una gran sensación de seguridad. Por un lado, los peques no pueden asomarse a través de los barrotes, por otro lado si se te cae algo al suelo, no se cae a la calle, porque tan solo ha quedado un espacio minúsculo para que se vaya el agua en el caso de que llueva mucho. Por otro lado, es asombroso el viento y el frío que te quita estas “paredes” de crital cuando estás en el suelo (mejor dicho, en el césped).

En la celosía he colocado un par de sacos de rafia con flores articifiales para darle un color alegre a la terraza. Al final me he decantado por estas flores porque en mi terraza se me quema todo, es una pena.

Hemos colocado también una guirnaldas de luces blancas. Me encanta ver desde la calle esas terracitas decoradas e iluminadas y quería “regalar” esa imagen al exterior. Por la noche es una gozada cómo quedan, dan una gran sensación de calma y bienestar. No hay mejor plan nocturno que salirte al pub, disfrutar del viento que corre y tomarte un refresco o leer un rato. También, a veces, vemos una peli porque la tele se ve desde el exterior.

Las luces que hemos elegido son solares. Tienen una pequeña placa que está todo el día al sol y al caer el día se encienden automáticamente. Muchas noches me salgo a la terraza con los peques para ver el “encendido”. Acabamos aplaudiendo muy emocionados.

Os dejo con el SHOPPING que os gusta mucho y así tenéis ideas accesibles rápidamente para darle una vueltecita a vuestras terrazas, balcones o patios de cara a este invierno.

SHOPPING

Crear vuestro propio jardín en casa es fácil y, en estos momentos, recomendable. Es un gran desahogo y con la simple idea de poner césped y unas flores se crea un ambiente muy agradable.


Espero que os haya gustado este post de decoración. Compartirme que me ayudáis mucho. Y no olvidéis suscribiros a mi Newsletter.


Nos seguimos leyendo. Feliz día.
África.

logotipo amacrema.com

No olvides visitarme en

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECIBE TODAS MIS NOVEDADES

Suscríbete a mi newsletter para estar al tanto de todas las novedades de mi web