Mi colección de tés:organización y momento para tomarlo

Me gusta presumir de ser una coleccionista de libros, pero también una coleccionista de tés. Tengo la misma obsesión por adquirir ambos elementos, que considero de lujo (para mi placer). Cuando viajo siempre me compro algún libro, pero si encuentro tiendas de tés, no dudo en disfrutar de ellas y de traerme alguna que otra variedad.

Escribí hace un tiempo un post donde os contaba los beneficios de los distintos tipos de tés, que os dejaré linkeado a continuación. En el post de hoy quería aprovechar para colocarlos y así os enseño los que tengo y os digo los que más me gustan.

Los tés y sus propiedades

Como preparar tea inglés

Durante mucho tiempo estuve viviendo en dos casas, una en Madrid y otra en el pueblo. Y, al igual que todos los productos del baño, tenía una caja de tés en cada una de ellas. Por eso, ahora tengo las dos cajas en la amacremadreamhouse y todos los tés conmigo todo el rato.

Es cierto que tengo épocas en las que me da por un té u otro. Y, a veces, dejo tés sin terminar. Es posible que con el paso del tiempo se sequen, sobre todo si están abiertos. No dejan de ser hojas y flores. También tengo tés para el verano y tés para el invierno. No apetece tomar lo mismo en las distintas épocas del año. Y, en verano, apetece más tomarlo frío. Hay té que es especial para que lo prepares con agua fría.

Estos días de confinamiento en casa estoy aprovechando para colocar y tirar cosas, trabajo que tenía pendiente y que por pereza, dejadez y falta de tiempo no hacía. Una de las tareas pendientes era mis cajas de té. Lo tenía todo mezclado, algunas bolsas prácticamente vacías, tés, incluso, sin abrir. Así que lo he sacado todo sobre la encimera y lo he colocado. He cogido cajas de hojalata y botes de cristal que tenía vacíos y he colocado ahí el té de las bolsas rotas.

También me he tomado la libertad de mezclar algunos tipos de té, bien porque quedaba poco, bien porque los beneficios eran similares (como la tila y el rooibos). De hecho, hay tés que ya están preparados con la mezcla hecha.

Os enseño en imagen los filtros que utilizo para el té a granel. Os dejaré en shopping enlaces a filtros similares (al final del post). También la cuchara que compré en una tienda de té, donde me explicaron que una cucharada era la cantidad exacta para una persona. Por otro lado, como veis tanto en le vídeo como en las fotografías, tengo tapas de madera y tapas de cerámina. Es conveniente tapar la taza una vez hayas puesto el té, para que conserve mejor el sabor y aroma. Si no tenéis de estas tapas podéis hacerlo con un platito.

Es también importante que respetéis el tiempo de reposo del té. Siempre lo indica en el envoltorio. El sabor se verá modificado y los beneficios se perderán si no lo cumples.

Espero que os haya gustado el post y el vídeo. Ya sabéis que nos hemos animado a añadir el formato audiovisual a los post y me encantaría saber qué os parecen.

Os mando un abrazo virtual muy fuerte, mucho ánimo y mucha fuerza. Buscar la motivación y la ilusión por lo que más os guste. Pronto volveremos a la normalidad.

Si te ha gustado, no olvides compartir. Suscríbete al blog y al nuevo canal de Youtube: amacrema.

Y consigue mi libro en Amazon: El silencio no me deja dormir.

SHOPPING

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RECIBE TODAS MIS NOVEDADES

Suscríbete a mi newsletter para estar al tanto de todas las novedades de mi web