Viaje de otoño: Almagro

¿Cómo va este maravilloso mes de octubre? Por mi parte, tengo que confesar que la amacremafamily al completo estamos disfrutando del otoño con multitud de planes. Y, a decir verdad, el tiempo otoñal nos está acompañando en cada uno de ellos. En el post de hoy os cuento nuestro viaje a Almagro, siendo este un sitio imprescindible que visitar de los muchos pueblos de España.

Escapada de otoño 2018

Soy una enamorada de este pueblo manchego y hacía varios años que, por diversos motivos, no habíamos visitado. Así que el pasado puente no dudamos en ponernos los colores otoñales y decidirnos a pasar una escapada con encanto entre las casitas blancas de La Mancha.

Comenzamos la jornada hacia el mediodía. Yo prefería llevarme a #bebéChencho comido y así lo hicimos. Disfrutamos del viaje observando los campos manchegos que ahora, sino lo saben, están en su belleza máxima: los viñedos aún se mantienen verdes, los olivares revientan de olivas esperando su momento, el color verde se entremezcla con el amarillo, naranja y marrón del terreno y todo ello bañado en un precioso cielo encapotado que mostraba colores azules, blancos y grises.

Comer en Almagro

Llegamos a Almagro a la hora de comer. Intenté ponerme en contacto con varios restaurantes que nos habían recomendado, pero no hubo manera de que me atendieran al teléfono. Así que hice lo que mejor sé hacer: reservar el restaurante por la aplicación El Tenedor.

Y, la pena, es que había poco donde elegir. A los pueblos aún no han llegado los beneficios de las nuevas tecnologías. Solo tenían tres restaurantes y me decanté por uno de ellos: Fogón Fusión. Siempre lo pienso: los que venimos de fuera reservamos mesa (y hoteles) a través de las plataformas de Internet, de modo que si un restaurante no ésta en El Tenedor, no podremos acceder a él.

Bueno, decir a favor de Fogón que fue un gran acierto. Tenían una gran variedad de platos, muchos manchegos, y todos estaban deliciosos. La atención fue estupenda. Y, lo mejor de todo, tenían una buena relación calidad-precio, que, a fin de cuentas, es lo que andamos buscando. Comimos pisto con huevo, berenjenas de Almagro, costillas y solomillo a la brasa, arroz caldoso. Y disfrutamos de los postres caseros: natillas, flan, pan de calatrava y tarta contesa con helado de frambuesa.

El restaurante está a la entrada del pueblo, a unos diez minutos andando del centro histórico de la ciudad. Recorrimos alguna de sus calles empedradas disfrutando de las fachadas de las casas. Da mucho gusto ver como mantienen todas las casas blancas impolutas. Ninguna está sucia ni pintada. Los bancos y los supermercados, con colores característicos en otras localidades, respetan el blanco del pueblo también en sus fachadas.

Que ver en Almagro

Accedimos a la plaza por uno de sus laterales. Estaba llena de gente, como de costumbre, que quería visitar Almagro. Nos dirigimos hacia el centro para hacernos fotografías mientras observábamos cómo los guías turísticos trataban de contagiar el amor por esta ciudad a los nuevos turistas. Había excursiones de mayores, de niños, de extranjeros… y todos ellos escuchaban con ilusión toda la información.

Nos sentamos en una terraza. #BebeChencho acaba de dormirse. No quería hacerlo porque estaba viendo demasiadas cosas nuevas. No quiere perderse nada. Pero, al final, le ha vencido el sueño. Disfrutamos del café entre nubes y claros. Parece que ya está entrando el tiempo otoñal.

Observamos la incesante cola que hacen las personas que quieren entrar al corral de comedias. No está en nuestro plan del día entrar a ver el corral de comedias. Ya lo hemos visto en varias ocasiones. Hemos acudido a ver también alguna obra de teatro allí. Ya sabéis que es el único en España que se conserva tal cual fue en el siglo XVII. Así acudía la gente al teatro cada tarde a divertirse durante la época de Lope de Vega y Cervantes. Lo encontraron al hacer obras en algunas casas. Apareció casi intacto y ahora es patrimonio. También se puede visitar el corral de Alcalá de Henares, pero este no es original de la época, que no os engañen. Amantes de la Literatura, si queréis ver un auténtico corral de comedias del Barroco tenéis como visita obligada acudir a esta localidad manchega.

Tampoco lo visitamos aquel día, pero el museo del teatro es también espectacular. Allí podéis encontrar la forma de vida de las gentes del siglo XVII, cómo era el espectáculo teatral o qué artilugios utilizaban para los efectos especiales en el Barroco. Es un museo muy curioso, sin duda.

Nos levantamos de la terraza y decimos ir hacia las tiendecillas que ya estaban abiertas. Pasamos a una tienda de artículos de recuerdo que llamó nuestra atención por los juguetes de madera. Compramos un sonajero para Bebé Chencho y, aunque al principio le hizo mucha ilusión, tengo que confesar que ya no lo quiere. Y lanzo una pregunta ¿por qué los niños no quieren jugar con sus juguetes? Es más, ¿por qué los niños no quieren jugar con juguetes?

Pasamos a una pastelería y no nos resistimos a llevarnos unos huesecillos de santos. Y, para terminar con nuestras compras, me hice con un gran cubo de berenjenas de Almagro. ¡Me encantan!

Hicimos el viaje de vuelta al coche despacio. Se nota que iba empezando a caer la tarde, aunque aún la claridad nos dejaría disfrutar de los paisajes manchegos también a la vuelta. Ya empieza a notarse que la luz se va pronto por la tarde, aunque hasta el cambio de hora seguiremos disfrutando de luz hasta las siete. Para mí es un gusto que la luz se vaya pronto, porque me encanta ambientar la casa con luces tenues de lamparitas y velas, por ello no llevo para nada mal este cambio de hora.

Acabamos el día de vuelta a casa disfrutando de nuevo de los colores de La Mancha y degustando los huesecillos de santos.

Hasta aquí he llegado con este post sobre un viaje muy especial. Espero que os haya gustado leerlo tanto como a mí escribirlo.

Nos leemos en el próximo post. Un fuerte abrazo. Amacrema.

libro de octubre

En el post de hoy os presento el libro que me acompañará durante todo este mes para el reto literario de octubre. Espero que os guste, tanto el post como el libro, y que os animéis a leerlo conmigo para poder compartir impresiones.

Yo me siento muy motivada porque el reto parece que va viento en popa. El libro del mes de septiembre fue un éxito en muchos sentidos. Por un lado, conseguí que varias personas lo leyeran conmigo, de manera que hemos podido compartir impresiones en la lectura. Por otro lado, el libro me encantó y consiguió enseñarme mucho, sobre todo en la exquisitez de la escritura y la belleza del uso de las palabras. Y, por último, el gran objetivo de mi reto, conseguí leer el libro a tiempo.

Por eso estoy muy motivada para comenzar con ganas la lectura de este segundo libro del reto. Como veis no tiene nada que ver con el libro anterior. Para elegirlo me he ido al extremo opuesto. Si La mujer singular y la ciudad lo escogí entre las recomendaciones de la librería La Central, que busca solo calidad literaria, El lazarillo de torpes lo he escogido entre los libros más vendidos de la lista de Amazon.

El tiempo se me echó encima y no encontraba el momento de ir a buscar el libro de octubre. Por ello, recurrí a la mejor plataforma de compra online que existe en este momento: Amazon. Lo pedí un miércoles por la noche y el viernes por la mañana lo tenía en casa. Es súper cómodo y, así como hablaba en mi post “ahorra tiempos”, la compra por Internet me ha salvado. Pensé que no podría comprarlo para empezar el nuevo mes a tiempo. ¡Y faltaba más que ya desde el segundo mes empezara a fallar!

Libro del mes octubre: El lazarillo de torpes

El lazarillo de Torpes ya está en mi poder para empezar a engullirlo y estoy deseando. Escuché por la radio una entrevista que le hacían al autor y llamó mi atención, por lo que cuando lo vi en la lista de los más vendidos no dudé en decantarme por él.

el lazarillo de torpes

El autor utiliza los gazapos que durante años ha ido recogiendo de los exámenes de sus alumnos y los emplea en la vida de un profesor para hacernos reír a carcajadas. Imagino que al ser profesora empatizaré mucho con el protagonista, ya que a diario me encuentro con respuestas de mis alumnos que me hacen reír, por no llorar. Así como disfrutar y echarme unas risas con la realidad de un instituto: la forma de trabajar, la relación con los compañeros, las situaciones que se nos plantean con los alumnos, etc.

Os dejo aquí el link donde podéis adquirir el libro del que os hablo en el post y así colaborar con el blog: El lazarillo de Torpes

Lista libros más vendidos amazon en el 2018

Para ayudaros en la elección de vuestro propio libro del mes de octubre, si no os anima el que aquí propongo, os dejo los diez libros más vendidos de Amazon y un enlace directo para que podáis acceder a ellos. La lista es orientativa porque va cambiando muy a menudo ya que la gente compra cada segundo y esta lista está viva!!

Como veis hay de todo tipo y variedad. La lista de los más vendidos en Amazon llega hasta el 100. Os dejo el enlace por si queréis ver la lista completa y actualizada en todo momento.

Aquí me despido mis lectores, en un mes recuperaré el post de Reto un libro al mes para contaos qué tal me ha ido con el libro de octubre. Hasta entonces podéis seguirme en Instagram (@amacrema_) donde iré publicando avances en la lectura y mucho más.

Gracias por estar aquí un día más. Nos leemos en el próximo post. Un fuerte abrazo. amacrema.

libro de septiembre

¡Hola a todos! ¿Cómo ha ido el finde de semana? En el post de hoy retomo el reto 9 libros 9 meses para contaros cómo me ha ido con el libro de septiembre: La mujer singular y la ciudad de Vivian Gornick. Adelanto que ha sido una pasada, por el contenido argumentativo del libro y por la belleza en la construcción de las oraciones y el uso perfecto e impecable de las palabras. Pero voy a contaros cómo me he organizado para sacar la lectura adelante.

Libro del mes septiembre: La mujer singular y la ciudad

Cómo ya sabéis, soy profesora, por lo que la mañana la paso en el trabajo y, además, soy mamá, así que la tarde la paso cuidando de #bebéChencho. Entonces, ¿de dónde he sacado el tiempo?: de cualquier momento del día. Os aseguro que quien quiere, puede.

Lo primero que tuve en cuenta a la hora de elegir el libro fue el número de páginas y el contenido del libro. Es un libro corto, tiene 135 páginas y es una autoficción, o lo que es lo mismo, una autobiografía con elementos ficcionales. Pensé que esto me facilitaría mucho la lectura. Y ha sido así en el sentido de que no he tardado demasiado en leerlo, pero sí que es de lectura compleja.

La autora utiliza un vocabulario y unas expresiones perfectas en cada momento. No ha dejado la escritura a la improvisación. No estamos ante un libro comercial, sino plenamente literario. Es una fuente enriquecedora de términos y formas. Tiene una lectura deliciosa porque organiza su redacción por secciones. Cuenta anécdotas, recuerda escenas del pasado, revisa la sociedad neoyorquina de finales del siglo XX e inicio del XXI, cita lugares, revela secretos personales, trata temas tabú y analiza conversaciones con todo tipo de personas.

En la historia se produce un desarrollo evolutivo de la protagonista desde su juventud a su madurez y, para ello, pasa por todos los ámbitos de la vida: relaciones sociales con amigos, parejas, familiares, profesores, compañeros, conocidos. Vemos, por ejemplo, cómo evolucionan sus relaciones con los hombres a lo largo de los años; o como un hecho histórico, como fue el 11S, cambia el sentido de su vida, su forma de pensar… Además, critica en torno a este instante la forma de proceder de las personas, la frialdad de los neoyorkinos y cómo afectó el atentado a toda la sociedad.

Ya conté en el post donde explicaba la búsqueda de este primer libro, que dejo aquí, que el libro lo compré en la librería La central. Os he hablado muchas veces de esta librería porque me parece el lugar perfecto para que los amantes de la literatura se pierdan un buen rato. El emblemático edificio guarda grandes tesoros literarios donde podemos pasar horas y horas grandes y pequeños. Organizan encuentros con escritores, charlas, cuentacuentos para niños (la sala infantil es mágica), clubs de lectura… Además, cuentan con un bistrot donde se puede leer, charlar, desayunar, comer, merendar, estar al día de novedades literarias…

Esta librería me la descubrió mi profesora de Teoría de la Literatura de la Universidad. Me dijo que aquí encontraría libros de verdadera calidad literaria porque, aunque también los tienen, no centran su atención en los más vendidos ni en los que más fama tengan. Hay libros recomendados por ellos en todas las salas (les ponen pegatinas) y, además, hay estantes donde exponen las novedades recomendadas de la última semana o el último mes. De estas estanterías cogí yo La mujer singular y la ciudad, motivada por la ambientación en la ciudad de Nueva York y el viaje que hace la protagonista desde la adolescencia a la madurez. Es también una guía perfecta para perderte y recorrerte la gran manzana.

Me ha encantado volver a Nueva York, ya que la protagonista patea todos los barrios. Ella cuenta que de pequeña pensaba que Nueva York no era más que su pequeño barrio en el Bronx. Con el paso del tiempo comenzó a escarpase en transporte público para conocer otros barrios, otras zonas que le gustaron más. De esta manera, analiza todas las clases sociales y, ademas, lo hace a lo largo de los años.

El texto se presenta fragmentado, cuenta en escenas recuerdos y anécdotas que quiere compartir. Una de las que más me ha hecho reflexionar ha sido la historia de Alice, una escritora que pasó del éxito al fracaso en cuestión de años. Alice vivía en un apartamento del famoso edificio Dakota feliz con su marido y rodeada del cariño de sus lectores. De la noche a la mañana, se vio viviendo sola, olvidada y divorciada, en una residencia para mayores. ¿Cómo se llega a eso en unos años?

La protagonista nos muestra una sociedad neoyorquina fría, nihilista, que solo se preocupa de su yo propio y sus circunstancias, no se paran a analizar la vida de los demás, los problemas, las preocupaciones… En ocasiones, me ha recordado a la visión de mi querido Federico García Lorca cuando llega a Nueva York y ve edificios amenazantes y personas sin alma.

Hacia el final, Vivian Gornick nos confiesa el por qué del título: La mujer singular. Es cierto que el juego de palabras se pude hacer con el título original en inglés (The odd woman), pero en español también queda claro. Habla de singular en el sentido de la mujer sola, soltera y feliz. Un libertad que la protagnista disfruta al máximo a lo largo de los años.

El beredicto de este primer libro del reto no puede ser más satisfactorio. Dejo el listón muy alto para el próximo libro porque le daré un mes. He conseguido leerlo entero en menos de un mes, que era mi objetivo principal. Así que me doy por más que satisecha.

Ya tengo elegido el libro del mes de octubre, pero como este post se me está haciendo demasiado largo, os haré esperar una semanita para descubrir cuál será el siguiente libro del reto, dónde lo he comprado y por qué lo he elegido. Adelanto que no tiene nada que ver con este: La mujer singular y la ciudad.

 

Os dejo aquí el link donde podéis adquirir el libro del que os hablo en el post y así colaborar con el blog: La mujer singular y la ciudad

Os deseo una feliz semana. Compartid el enlace para que pueda leerme más gente, cada vez somos más y eso motiva todo mi trabajo. Millones de gracias.

Os dejo aquí la descripción del reto 9 libros 9 meses para que podáis estar al tanto de todas los libros que voy a usar para el reto de lectura de amacrema.

Nos leemos en el próximo post. Un fuerte abrazo, amacrema

Mis primeros libros de cuentos 2018

Hoy os voy a recomendar libros para niños que podéis regalar a vuestros pequeños para que se vayan habituando a la lectura, que no lo vean como obligatorio y mucho menos como un castigo. ¡Por favor, no castiguéis a ningún niño a leer! Sería lo mismo que si castigáis a un niño a comer chocolate. ¡Yo estaría todo el tiempo liándola para que me castigasen!

Una de las claves en la educación literaria de los niños es que los tengan desde siempre entre sus juguetes. Hay libros para todas las edades, desde los cero meses hasta los doce o trece años, donde podríamos hablar de niños (luego pasaríamos al rango adolescencia y eso es otra historia). Ya os conté en un post los libros que podríamos regalar a los bebés: os dejo el link aquí para que lo leáis si aún no lo habéis hecho.

Hay editoriales especializadas en libros infantiles, como la editorial Edelvives, que se desviven por saber qué historias pueden enganchar a los más pequeños y por utilizar la lectura como medio didáctico.

Si queréis echar un vistazo a sus novedades literarias para los niños podéis hacerlo en este enlace: EDELVIVES.

¿Qué pensaríais si os dijera que hay niños que no tienen contacto con frutas y verduras hasta que no llegan al colegio? ¡Pues eso es lo que está ocurriendo con los libros! Hay peques que no han tocado ningún libro al empezar el cole con tres añitos. Este dato real es bastante asustadizo.

La lectura es el alimento de nuestro cerebro. Sin la lectura no se puede ejercitar el cerebro y destrezas como la creatividad, la imaginación, la adquisición de vocabulario o el aprendizaje de la escritura se consiguen con los libros. Leer es crecer a nivel cognitivo.

Esta información se lo doy a mis alumnos desde el primer día de clase. Por ello, siempre dedico un día a la semana a leer exclusivamente. Y leen el libro que ellos quieran, porque el placer será óptimo si han sido ellos los que han decidido el libro que quieren leer y no yo, como profesora, quien les ha obligado a leer algún libro concreto.

Con esto último entro en la posibilidad de que no les guste y eso ya nos hace entrar en la obligatoriedad. Al final consigo que mis alumnos ansíen que llegue la hora de lectura: es una clase de relax, de placer y de mejorar los hábitos de lectura.

Y sin alargarme más, que no quiero enrollarme, voy a recomendaos algunos libros para los primeros lectores.

LIBROS PARA LECTORES QUE NO SABEN LEER

Libros de cuentos

Los papás serán clave porque estos libros reúnen una serie de cuentos y serán los que se los cuenten, con mucha interpretación teatral, música y señalando la imagen correspondiente en cada momento.

Aunque los papás también deben leer estas historias, la música coge un protagonismo especial. Puede ser acompañante del cuento, o tendremos que cantar la letra de las canciones.

LECTORES QUE EMPIEZAN A LEER

Libros con letras: las mayúsculas y las letras enlazadas

Existen libros que se preocupan por que la caligrafía sea la que los niños empiezan por aprender: primero suelen ser las letras mayúsculas, después las minúsculas enlazadas. Leerán muy despacio, pero conseguir decir una palabra con sentido les hará sentirse satisfechos consigo mismo, por lo que hay que hartarse de paciencia y dejarles que sean ellos los que descubran la historia. Los dibujos también harán un gran papel.

LIBROS PERSONALIZADOS PARA TODAS LA EDADES

El gran descubierto en casa fueron los cuentos de micuento. ¿Conocéis esta editorial? Se ocupan de hacer que los niños sean los protagonistas de las historias. Así, #BebéChencho se ha convertido en el mejor acompañante de El principito en sus aventuras o ha vivido una gran aventura con su papá.

Este libro es una gran regalo. Podéis escribir dedicatorias personalizadas, añadir fotos del niño, escribir su nombre como protagonista, el de sus familiares y amigos, su ciudad… y, además, podéis personalizar su imagen: si es rubio o moreno, tiene gafas o no, etc.

COLECCIONES DE NOVELAS PARA PEQUEÑOS COLECCIONISTAS

Otra manera con la que podemos conseguir que los niños se sientan atraídos por la lectura, o los libros en este caso, es invitándoles a completar alguna colección. Como motivación para comprar el siguiente ejemplar podría ser haber leído el libro anterior. Es cierto que si las entregas son semanales no les dará tiempo, mucho mejor si son mensuales. Pero como padres podéis tener mil ideas para premiarles su lectura con el libro siguiente. Al final verán su esfuerzo recompensado cuando vean en su estantería la colección completa con sus aventuras favoritas.

Y hasta aquí puedo recomendaos. No olvidéis compartir porque seguro que a alguien le pueden interesar estas recomendaciones. Gracias por estar ahí. ¿Conocéis alguna recomendación más para los lectores más pequeños? ¡Contadme!

Si os gusta el post, próximamente seguiré avanzando en la edad de estos jóvenes lectores y recomendaré libros para adolescentes de todas las edades. Trabajo con ellos a diario y sé lo que les gusta y las novelas que funcionan con cada curso de la ESO.

¡Nos leemos en el próximo post! Un saludo. Amacrema.

Mis “ahorra tiempos”

¡Hola a todos! Este post es casi una sorpresa para mí y, espero, que también para vosotros. Dejé de escribir y publicar los jueves porque al volver al trabajo no iba a darme tiempo a llegar a todo (no me da la vida), y prefiero marcarme objetivos alcanzables, que si no luego llegan las frustraciones. Pero una vez metida de lleno en el nuevo curso y con la vida bastante organizada, he decidido publicar dos días a la semana en vez de uno solo. Y será los jueves, como venía haciendo este verano. No me ha parecido mejor forma de reinaugurar este post de los jueves que compartiendo mis trucos “ahorra tiempos”, o lo que es lo mismo, cómo procedemos en casa en el día a día para que nos dé tiempo a todo y en poco tiempo.

Igual que se habla de economizar el lenguaje, es decir, intentar decir lo máximo (o escribirlo) utilizando el mínimo número de palabras posibles, también podemos economizar nuestro tiempo. El ahorro temporal es el mejor aliado para contribuir a llegar a todo lo que pretendemos en el día. Pero para ello, necesitamos una preparación previa y tenerlo todo bien pensado. Quiero compartir con todos vosotros trucos que tenemos en casa para ahorrarnos algunos minutillos en cada actividad. Tal vez os sirvan estos o, al menos, os dará ideas para adaptarlos a vuestra rutina.

PREPARACIÓN DEL DESAYUNO POR LA NOCHE

Todas las noches dejo casi preparado el desayuno del día siguiente. Así, en vez de tardar quince minutos en preparar el desayuno y desayunar, solo tardo seis o siete, porque está listo. Dejo la cápsula de café en la máquina y la taza en su sitio y el pan en el tostador (cubierto por una servilleta). Por la mañana solo tengo que darle al botón de la máquina de café y bajar la palanquita del tostador. Por otra parte, me suelo llevar el termo de té al trabajo y por la noche también dejo preparado el agua en la tetera y el té en el colador. Solo enciendo la vitro para que vaya hirviendo el agua mientras me tomo la tostada y vierto el té en el termo al irme. Esto me permite levantarme con la hora más justa y poder atender a Bebé Chencho a la mañana si así lo requiere. Con este truco podéis ahorrar hasta diez minutos por las mañanas.

NÓRDICO EN VEZ DE MANTA Y EDREDÓN

Otro truquito mañanero es utilizar nórdico en la cama. En dos minutos la cama está hecha porque solo hay que estirar la sábana, poner el nórdico y colocar los cojines. Con manta y colcha o edredón se tarda mucho más en hacer la cama. Y otra de mis manías, que viene de la infancia, es irme con la cama perfectamente hecha y estirada. Así se ve la habitación recogida y colocada.

DOÑA LIBRETAS Y DOÑA AGENDAS. MI BOLSO ES MAYOR QUE EL DE MARY POPPINS

El truco de las agendas y los cuadernos también nos va a ayudar a ahorrar tiempo, ¿de qué manera? Evitando perder minutos en intentar recordar olvidos. Siempre llevo en el bolso, como mínimo, dos libretitas muy pequeñitas: una para asuntos de casa y otra para asuntos del blog. En ellas voy apuntando tareas pendientes en el caso de la de casa, como por ejemplo, aquello que haya que comprar, detalles para arreglar, lo que necesite traerme del pueblo a Madrid o al revés, etc. Al dejarlo todo apuntado cuando lo pienso, tan solo tengo que consultar la agenda y directamente “hacer” y no “pensar hacer”, porque eso lleva mucho más tiempo.

Lo mismo en la libretita del blog. Cuando se me ocurren ideas sobre nuevos post las voy apuntando e, incluso, las voy desarrollando conforme se me van ocurriendo sub- ideas. De esta manera, cuando me siento a escribir post como este no tengo que pensar nada, las ideas ya están apuntadas y las palabras fluyen rápidamente de mi cabeza a la pantalla del ordenador. Por otra parte, en la agenda apunto todo lo programado para cada uno de los días que están por venir. Ya os he comentado que el embarazo dejó mella en mi memoria y no le confío nada. Así me ahorraré tiempo en intentar recordar cuándo era tal evento o tal cita, volver a llamar por teléfono, buscar el mail donde me daban la información, etc.

 

HACER LA COMPRA POR INTERNET (LA DEL SÚPER, LA DE ZARA, LA DE LA PAPELERÍA…)

¿Aún queréis más truquitos? ¡Pues seguimos! Otro de mis trucos “ahorra tiempos” es hacer la compra por Internet. En cosa de media hora tengo la compra hecha desde la mesa de mi escritorio, o desde el sofá. Tomo la lista del frigorífico que se ha ido construyendo a lo largo de la semana y voy departamento por departamento seleccionando los productos. No necesito toda una tarde para hacer la compra grande y en dos días la tengo en casa. Y, muy importante, la compra se hace una vez por semana. A menos que sea una urgencia, lo que vaya faltando se apunta en la lista y se espera a que legue de nuevo el pedido para tenerlo.

EL FIN DE SEMANA LO PASO ENTRE FOGONES, COMO SI ESTUVIERA EN MASTERCHEF

Y en relación con este truco, también hacemos la comida de toda la semana el fin de semana, bien el sábado o bien el domingo. Le dedico una mañana a cocinar aprovechando que voy a manchar la cocina. Con ello ahorro tiempo en dos sentidos: no tengo que pensar a diario qué hacer de comer porque, al hacer la lista de la compra, siempre pienso en el menú de la semana para que sea variado; y al llegar a casa del trabajo tan solo hay que calentarlo y listo. Mientras tanto se pone la mesa y en cinco minutos estamos comiendo. Lo que hago es apuntar en un planificador de menús que tengo en el frigo qué se come cada día. Hay comidas que dejo en el frigo y otras las congelo. Es muy fácil y ahorra mucho tiempo a diario.

Si os preguntáis que cómo organizo las comidas de Bebé Chencho ahora que ya ha comenzado la alimentación complementaria, os digo que lo hago con él exactamente igual. Además, ahora planifico las comidas en base a él. Hago cualquier comida porque ya puede comer de casi todo, le aparto antes de agregarle la sal y a él se lo trituro. Dejo algún recipiente para un par de días en el frigo y lo demás lo congelo en tupper pequeños con la cantidad que comerá cada día. Por la mañana me acuerdo de sacar el recipiente para ese día y listo.

Compartiré más truquitos como estos en otros post, así que decidme si os han servido de algo o algún otro truco “ahorra tiempos” que tengáis, que estaremos encantados de llevarlo a cabo en la @amacremafamily.

Y esto es todo hasta aquí. Gracias por leerme un día más. Nos leemos en el post del lunes que viene cargado de libros para niños. Un fuerte abrazo.